JUEGO DE PALABRAS / Historia

artistas-vertigo-cuentos-marzo

JUEGO DE PALABRAS

No pueden volver atrás, el tiempo no es ningún traidor y lo avisa. Aunque, según la concepción que tengamos de él, pueda darnos una medida u otra del principio y del final, no se puede volver atrás.

Tampoco sirve que hayan vivido los últimos diez años dentro de las más prestigiosas universidades, ni que se hayan dejado atravesar por la cultura de su tiempo de una manera ejemplar.

Necesitamos en la prueba final, el juego de palabras, la mente de un niño de cuatro años, es el único capaz de dar con la respuesta correcta.
Hernán Kozak

———————-

JUEGO DE PALABRAS

Intentaba confundir, con su ritual, al matarife de cabras desde el púlpito ese domingo de vigilia.
Hablaba de panes y peces en un día en que hablar de corderos no era lo mejor para estar en paz con aquella parroquia en vigilia y sus juegos de palabras. Entre medias hablaba de dinero como mensajero divino que borra cualquier culpa.
Mientras, un reflejo azul de un mar lejano iluminaba una panza que se llenaba cada vez con más ahínco y que puso un antes y un después a algunos orificios de salida en ese cuerpo tan elevado que se enderezaba sólo con la palabra divina.
Caminaba muy despacio a la hora de la cena, mientras pensaba en su próximo juego para la celebración del siguiente domingo cuando, todos vestidos de fiesta e inmaculados, volvieran para meditar en sus íntimos, pasados y próximos pecados sin confesar.
Sólo confesaban cuando tenían mucho tiempo, por si les mandaban jugar en oración a las palabras divinas teniendo dificultades de horario para continuar pecando.
El de la panza azul tenía que seguir mandando mensajes divinos para que la limosnera se llevara todas las miradas y en el gesto de depositar monedas se borraran instantáneamente todas las culpas, sin disculpa.

Mariví Ávila
———————-

JUEGO DE PALABRAS

Se ha convertido en un mero juego de palabras. Le llaman libertad a cualquier cosa, le llaman trabajo a un puesto de trabajo. Pero ¿dónde están nuestras pirámides? Dónde están los productos de nuestra esclavitud.
No podía creer que un taxista me estuviese haciendo esa pregunta.

Kepa Rios Alday
———————-

> HISTORIA JUEGO DE PALABRAS
>
> -¡Rana!
>
> – ¡Nave!
>
> – ¡Velludo!
>
> Cómo reían en la parada de autobús mientras esperaban. Les gustaba ese juego de palabras, seguir la cadena a veces jugando con lo absurdo de lo inventado. El día estaba gris y se presagiaba un aguacero. El autobús se retrasaba y temían que comenzara a llover fuerte y llegaran empapados a casa.
>
> – ¡Calimar! – Dijo el más bajito de aquellos cinco muchachos.
>
> – Ey, esa palabra no significa nada, te la has inventado- le increpó el que tenía la pequeña cicatriz en la frente.
>
> La discusión se ahogó con los truenos y relámpagos. ¡Menuda tormenta! Comenzó a llover tanto que la calle se inundó rápidamente. Las alcantarillas no tragaban suficiente agua, parecían islas náufragas después de una explosión metalúrgica.
>
> Los muchachos comenzaron a ver cómo el nivel del agua iba subiendo. Los zapatos apenas sobresalían. Rieron de sus mutilaciones ópticas y comenzaron a bromear de cómo iban a jugar al fútbol, que a quién le iban a dar una patada ahora…las risas ocultaban su nerviosismo. A alguno se le quebró la mirada y se confundía la acuosidad del ojo con la lluvia. Se subieron al banco de la parada de autobús. Una mujer gritaba desde una ventana. Les hacía señas. Miraron hacia el punto donde señalaba. Allí estaba, majestuoso, flotante, el autobús de la línea 23 que tendría que recogerlos. Pero el conductor no tenía la cara amable de otras veces. ¡Gesticulaba e indicaba que se apartaran!
Laura López

———————-
JUEGO DE PALABRAS…

En el intento de que todos entendieran el mensaje que deseaba dar, utilicé un vocabulario sencillo y claro, donde casi hasta un borrego hubiera podido entenderlo.

No sé si esto fue una ofensa para el personal, que llamándoles yo sencillos y llanos, quisieron aparentar un nivel de vida permitido que no podían demostrar. Juego de palabras para que los que escuchan puedan entenderlo de la manera más cordial posible o ¿juego de palabras para que no lo entienda ni el metabolismo inhumanizado al que a veces llamaríamos hombre de no ser por su uniforme? Juego de palabras da para mucho jugar, lo que no permitiría yo, si acaso pudiera opinar, es que si a alguien le pides cierto lenguaje a expresar, cuando ese alguien lo haya conseguido, no utilices como crítica eso mismo que pediste, antes de darte cuenta de la envidia que tuviste, ni desprecies el buen trabajo del otro creyendo que en lugar de trabajo propio fueron copias

de otros.
Paqui Robles

———————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s