A LOS OJOS

A LOS OJOS

Dame ese pedazo de tu esencia
para poder sentir, en las mañanas,
la alegría clavada en mi piel,
la sombra que aparece enloquecida
buscando los espacios que se crean
en cada encuentro,

esa sutil pausa que nos permita soñar,
escalar el encanto de las palabras,
la hermosa conexión entre fantasmas,
la roja esfera de tus manos,
los alocados sentimientos del corazón,
la sábana que se hace pequeña a tu lado,
algo de pureza y sencillez,
los pasos que nos quedan por dar,
una alfombra llena de flores en cada paso,
enjambre de tu boca que acaricia mi alma,

el hundimiento del ego,
la hermosa aparición del inconsciente,
las estrellas celosas que miran sin parar,
los que no pueden, los que pudieron,
los que siempre pueden mas allá de su impotencia,
ese llanto de madrugada que atrapa alguna pasión,

el roce de tu mirada clavada en mí,
una guitarra que explota,
hondas magnéticas atrapadas en el amor,
tacto, aire y cercanía.

Cuando te miro a los ojos,
todo, siempre, vuelve a empezar…

Leandro Briscioli

—-

A LOS OJOS

Ejercitándome en la pupila de algún suculento pronóstico
se atisba efervescente, como la dignidad obviada,
la distancia entre los ojos de la victoria y la sangre derramada.

Cuelgan nostálgicos geranios y banderas que sin el sudor de las muertes
dan color a la Almudena, flor viva y lozana que se ciñe a la madrugada
como aliento desesperado que emana fulgurante del corazón.

Hoy los pies que mancharán el camino al altar que te alberga
besarán en tus mosaicos las plegarias del alma desesperada.
A los ojos de tu imagen me pliego para abrazar la recuperación ansiada.

Patrona de nuestras calles, madre de las madres olvidadas,
ciudadela de vírgenes y santos que amurallan palacios de la realidad urbana,
criptas y promontorios de historia se derriten por las góticas piedras que te guardan.

Madre, danos la mano desde tu trono de plata, Madrid necesita tu mirada.
Santa María siempre Virgen de esta capital denostada,
teje tu manto de colores para alcanzar la normalidad deseada.

Magdalena Salamanca

A LOS OJOS

Acerba simente del gusto
escapa a los ojos nerviosos
de las petulantes estrellas
que brillan desconocidas
en el firmamento que me dices.
Porque a lo lejos los ojos
tiemblan como la tierra
o el vientre de una mujer
pero de cerca eres sencilla
y puedo nombrarte como arcilla
y abrazarte con mi lengua
como raíz árabe o latina
o morderte como tubérculo,
regar tus suculentas patatas.

Kepa Ríos Alday

——

A LOS OJOS

Tus ojos de volcán dormido,
la furia de tus sílabas
golpeando el aire que nos separa.

Tus ganas de punto y final,
la pérdida del equilibrio
agotando las conversaciones.

Que todo sea
como las paredes de tu casa.
Que todo arda
sepultado bajo tu sonrisa de cristales rotos.
Que nadie quiera comprar
vuestros diminutos corazones
perdidos en ambos lados de la carretera.

Hernán Kozak

——–

A LOS OJOS

A los ojos hay que ponerles nombre,
nombres-caballo que cabalguen bajo
el pantano de la noticia, del paro cardiaco,
de la explosión atómica de la risa.
Al galope resultan saltones, vivos,
a punto de salir de la órbita de un universo voraz.

Si no, son calco, estampa de lo que vi o no lo vi.
Por eso, cuando la tarde está en calma y salimos a mirar
de súbito los autómatas prenden la radio.
Nathanael persigue a su Olimpia,
el hombre de arena se arroja muerto a nuestros pies
y la claridad empequeñece nuestras rotaciones y sus alcances.

A los ojos se les da un poder fantástico
buzos forestales, al fondo, hay un museo contemporáneo.
Moluscos y esporas restauran y el Ecce Homo se burla desde el patio.
Los caballos, prestos, alcanzan la estatura más grande
cuando los guardianes vencen a los párpados.
¡schhhhsss! a los ojos no hay que hacerles caso.

Laura López

———-

A LOS OJOS

Baluartes fraguados en manos artesanas y hercúleas,
amparan lúgubres la vidriosa luz azul que destilan tus ojos.
Pensamientos efímeros conquistan abruptos suicidios abisales,
penosas simas del hambre saciadas por pan pétreo remojado en agua,
inauguran el lujurioso mercadeo de los pobres de solemnidad.

Serviles gentíos se avasallan a tus pies el día de fiesta,
buscan incansables tiempos detenidos, moradas eternas.
Viejos que anhelan pueriles gimoteos infantiles esperanzados
de amedrantar la guadaña afilada de ignoto recorrido,
se miran lastimosos a los ojos, escaleras de caracol agónico,
raíces del destino, retorno al polvo engullido por la tierra, regreso a la nada.

María González

——-

A LOS OJOS

A los ojos del puente
se asomaba un rumor
de espumas y reflejos lunares.
Era el río en la tarde
una estela de vestido
de novia y flores de azahar,
que las manos del tiempo
enmarcaron después
en una fotografía
de color sepia.

Antonia López

——

A LOS OJOS

A los ojos huecos de libertad
les embarga el vacío de silencio,
necios y bastardos
lloran el fatídico destino.

Muescas de un presente que
ni el mismo futuro
borrará del pasado
de esos ojos perdidos
en el océano infinito.

Yolanda Hernández

——

A LOS OJOS

Un frente a frente entre iris
como primer encuentro del reino animal
exhibiendo al rival un brillo de ira,
para el amigo seducción:
parpadeo, guiño, admiración.

Pájaros de fuego, luceros de la noche
diamantes plegados a la turbación.
Cuántas canciones pigmentaron
sus esferas: ojos verdes, negros, azules
imitando al crisol natural.

Postigos del talento asomando su mirada
tanto al infinito de la bóveda celeste
como al de la ínfima célula.
Sus lentes son nuestra aventura

¿Qué milagro puso una fuente
en sus membranas,
para destilar la agitación del alma?
Sin ese regalo, mi vida estaría apagada.

Ana Velasco

——

A LOS OJOS

A tus ojos sin luz traje libertad
de alondras entresacadas de los sueños
y un corazón abierto trotando como corceles
sin rumbo, esperando el sonido de tus palabras,
mis palabras leyéndote historias, vidas.

Cruz González Cardeñosa

—–
A LOS OJOS

¿Hacia dónde viajan sin saberlo
esas sombras que sobrevuelan la mañana?
En su algarabía (un patio de colegio
lleno de niños gritando a destiempo)
confunden el norte y el sur.
Un viento cálido que sopla
desde un lejano trópico,
altera los sentidos.
Cualquier dirección es buena,
siempre que no sea permanecer
en este lugar y soportar la visión
de las hojas muertas sellando los caminos.
Escapa. Remonta el vuelo.
La longitud del horizonte
es una espada clavada en tus alas.
A los ojos de quien observa desde el suelo
sería suficiente con poder mirar a lo lejos.

Ruy Henríquez

——

A LOS OJOS

Sé que estamos en algún puerto, tomando drogas de acero,
drogas sin recuerdos, zapatos sin edad,
vemos lo profundo y lo agrio.

La bestia duerme en falso, sopla alaridos toda la noche.
No puedes hablar con ella, es como un tanque, un llanto de madre.
Lo intentaron los griegos allá en el nacimiento y veían desde la caverna
la melodía de las letras como cremalleras de dolor ruin y de barcos anclados,
y flameaban las proas humedeciendo la mar, rosa del aire, abierto sur, marinero.

La bestia no se quita, es una mancha que quiso aplaudirse.
No hubo aliento para los emperadores, reyes, zares,
flexibles cuerpo a cuerpo.
Las armas de carbón están sentadas en nuestros ojos
desde que nadie gana. Los aldeanos escondidos
y la vida bajo tierra esperan, esperan esperar
y regresa a la vejez porque donde se escucha el oro
hay un clamor estridente, viril y encapuchado.

La bestia lleva en la cintura su corazón, los primeros dientes
de la leyenda del almirante.
No hay relámpago que rompa el hechizo.
Chaplin bebía su trabajo de horas y borracho, con la lámpara del pan
figuró una aventura contigo.

Oh, hermano, no eres todos, eres el mañana levantado.

Clémence Loonis


TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s