RÍOS EN EL AIRE

RÍOS EN EL AIRE

Se desnudan ante mí, los caminos de la ceguera.

Fluyen atómicas ideas que descomponen los pensamientos;
mientras algunos fumigan la razón, otros podan el entendimiento.

Sé de buena mano que la capa exterior del ser
es caldo de cultivo para sazonar los miedos y la inseguridad.

Ellos, los dueños de las conexiones entre neuronas
esparcen semillas de incalculable fertilidad para las mentes.

Corrientes submarinas que invaden nuestras cabezas,
sacuden la confortable miseria de la ignorancia.

Aplausos y aplausos zumban las puertas de la conspiración
pero también ellos alimentan las rebeliones para seguir el control.

Nadie nace de la nada, todos han nacido en líquidos estancos
que protegían la madre tierra, pero su odio ejecuta la duda.

¿Habrá sido ella, la mujer de vida alegre, la que riega nuestros cielos
del semen robado a los poderosos?

Amamantadora de obstáculos imprecisos, danos tus nutrientes,
el colapso de una seca llanura nos alcanzará en breve.

Vitamíname, hidrátame, sella mi futuro bajo la piel,
ríos en el aire amenazan la escasa cordura del mundo.

Magdalena Salamanca

RÍOS EN EL AIRE O RÍOS VOLADORES

A la hora de los hemisferios abiertos
cuando se forja el grito de la humanidad,
las aguas hambrientas toman el relevo de la apariencia
y no pueden detener la contrición de las montañas.
Cruje la pasión de sed y sus enlaces.

Humedad de luz, vacío depositado en la cumbre inverosímil.
Con la distancia de la rama del océano
se levantan las voces de vapor y cargan el futuro
de huellas femeninas subiendo kilómetros.

El rigor es el papel más firme,
la libertad aúlla energía desplazada.
Orígenes y velocidad zumban hacia la palabra nutriente.
Corre el viento hacia el relámpago del fin
alzando el calor inundado de tiempo.

Clémence Loonis

RIOS DE AIRE

Como la montaña que bajo tierra
respira vocales.
Como la habitación
con paredes de viento.
Como el camino,
transparente y sin voz.
Como ver sobre tu lengua
un desfile de esqueletos de espuma,
formados por agujas sin sangre.

Hernán Kozak

RIOS EN EL AIRE

Vivo en un ciclo de aeroplanos y aves
donde sólo hay tregua en el hangar.
Allí se desquitan de sus hélices
y del caparazón torácico
Me deshago de las palabras
y tomo partido en sus sombras.
Su significancia ovalada
me permite reservarme en las derivadas.
Función de equis, función de y .
Cae un rayo.
Respiro y se precipitan mis vértebras
Con los nervios al aire soy un harpa sensible
Hay palabras que vacían el mar
pero viviendo a ras de suelo
en una pupila inmensa,
soy mutante en el aire
un río, un lago, un vaso de agua en algún lugar.

Laura López

RÍOS EN EL AIRE

En busca de desórdenes morales
se ocupan de establecer contactos inocuos.
En las cabalgaduras de su piel
se enfrentan a los dioses
que cobijan en la mirada
los más enrollados entuertos.
Los veloces caminos de la tierra
en sortilegio
asoman tras la mampara del otoño.
De dentro sale una furia
incandescente
que huye del tiempo.

Pino Lorenzo

RÍOS EN EL AIRE

Caminos recorridos
sobre cada piedra
un paso
peso del vacío
hacía la vida
que recorren
ríos en el aire
sobre tu mejilla
alborozada
van y vienen
ideas insondables,
ventanas de oxígeno
sobre la espuma blanca
del cielo
algodones de azúcar
transportando
melodías de media noche
como cantos de sirenas
sobre el vértice
de fuentes a punto
de nacer legislando
la entramada
calma
del aroma mediterráneo
en un sobre sellado
con la luz
de la luna
reflejo del sol
sistema planetario,
universos infinitos.

Paqui Robles

RÍOS EN EL AIRE

¿Por dónde has venido si no es
que un río del aire arrastró
tu cuna de héroe desheredado
hasta esta pobre nube mundanal?

Tu sabes que te han arrastrado
los dioses con su traviesa desgana,
y te han arrastrado los ojos,
las miradas de los ojos interrogantes

hasta este rincón irresoluble. Aquí
el aire está cargado de lágrimas
oscuras que el sol tiñe de nostalgias

y tu aconsejas a las estrellas conservar
la fuerza de su brillo como si un día
ellas fuesen a apagarse.

Kepa Ríos Alday

RÍOS EN EL AIRE

Aquel día solo pude escuchar el clamor
de una campana que gritaba al abismo,
mi garganta se fundió en un hilo de metal
y se detuvo el tiempo.
La arena embebió todo atisbo de orfandad,
y noche tras noche el oleaje lamía tu imagen
hasta su desvanecer.

Cuando el invierno soltó sus legañas
cual torrentes en el aire volvieron los vencejos,
el coqueteo de su vuelo sobre las olas
despertó mi acurrucado anhelo
y el porvenir de nuevo se abrazó a mis sueños.

Ana Velasco

RÍOS EN EL AIRE

Te sumerges en él
con solo abrir la ventana.
Ávido de aire
como de una plegaria.
Tu humanidad transita
en un solo verso,
olvidando su íntima caverna,
su calavera unísona,
su singular metralla.
Estaba el hombre
pensando en su soledad,
en sus parientes lejanos,
con su simiesca nostalgia.
La selva aullaba
en su oído medio
y en sus mejillas
temblaban las promesas.
Tenía la inocencia desgarrada
de parte a parte
y estaba a punto de rendirse
como quien deja caer los párpados.
El corazón en el pecho
tenía un rumor extraño
de reloj desafinado.
Escucha: ríos en el aire
circundan su cabeza.

Ruy Henríquez

RÍOS EN EL AIRE

Deformados por los ruidos
de sus silencios,
perpetuos e inalcanzables
en sus contornos,
fueron reconocidos
por su propia sombra
sin que ningún soplo
de aire delate su vigor.

Sylvie Lachaume


TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s