SUBLIME EXTREMO / Poesía

artistas-vertigo-enero

Es una espiral de gaviotas,
que se adentra pupila abajo,
hasta extraer la primera palabra.

Como un callejón sin salida
que detecta cada pisada del corazón.

Como la sublime mirada del águila,
que aterriza para robarnos el único trozo de pan.

Un hombre sin costillas
que tiene de esqueleto una esperanza,
un hombre con el cuello en la cintura
cuyas orejas se tocan en el fondo de su garganta.

Hernán Kozak

———————-

SUBLIME EXTREMO

Rasco los bolsillos hasta encontrar
el fósforo perdido.
No era eso lo que tanto anhelé en sueños,
lo que creí ser el alma incendiada de mi vida.

La tierra entre mis uñas y el silencio
me indican que algo aconteció en mí
y lejos de mí, en la distancia.

Cruz González Cardeñosa

———————-

SUBLIME EXTREMO

Como las altas amapolas,
en su extremo
surtidoras
de suaves banderas rojas
orgullosas en su despertar
desde una tierra silenciosa,
serpentea en sus bordes
el color del ocaso
como arrojando el veneno de la serpiente
de sus elevadas coronas
alzándose por su tallo filiforme
envuelto en terciopelo negro.

Cómplices y confidentes
del movimiento esparcido
por la historia de los campos,
conjugando el arte del temblor,
paisajea la materia hirviente
mecida por el viento
como respiración inquieta.
Medida desde las gotas del sol
o el precipicio de la luna
hacia los segundos desvinculados de la hora.

Sublime extremo, ni sólido, ni estático
sólo hechizo anhelado.
Desvanecimiento del siempre ahora
perdido en la memoria.

Mariví Ávila

———————-
SUBLIME EXTREMO

Desde ese vértice en que la mirada se encoge
con el salto del agua
y se ahoga el desierto al grito de Fausto,
asombra saber que la huella del elefante
no sujeta la memoria
de una astilla alojada de hiel,
ni el amor se comprime en el pliegue de un ácaro.
Solo cuando una tierna mano alcanza mi piel
lo sublime palpita, se dilata en frenesí,
y entonces, no hay fondo para tal arrebato.

Ana Velasco

———————-

SUBLIME EXTREMO

Silencio,
sublime extremo,
palabras aconteciendo
en la profundidad del alma.

Silencio,
donde el respirar
se hace verbo,
alaridos,
frases que no se dicen,
sublime extremo.

Paqui Robles

———————-

SUBLIME EXTREMO

¡Sublime extremo!
¡Extremo sublime!
¡Ja ja ja ja ja!
Dos versos para un entusiasta,
pero no para mí.
Qué hay de sublime,
de sublime extremo,
en el aire macilento
que la respiración acoge
como un peso,
como un golpe
de calor o de furia.

Sublime es la fuerza
inextinguible del dolor.
El ser unísono,
nómico, monógamo.
El animal singular
conjugado en primera persona.

No amo lo sublime,
sino lo sórdido.
Allí donde el mal
está presente
con su mueca de burla.

Sublime es nombrar
al odio sin inmutarse,
sabiendo que,
con su materia inexpugnable,
también está hecho el amor,
la bondad y los buenos propósitos.

Si no fuera por los principios morales…
Si no fuera por la luz dulce que aplaca
esta feroz pesadumbre.
Si no fuera porque resuenan estos dos versos,
mancharía mis manos con sangre.
Dejaría que el río volviera con furia a su viejo cauce.

Ruy Henríquez
———————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora
Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Una respuesta a “SUBLIME EXTREMO / Poesía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s