UN LUGAR ÚNICO

UN LUGAR ÚNICO

Me instale en esa lágrima,
en las fotos donde la vida
se giraba para mirarnos.
Quise detener el tiempo
y se me rompió entre las manos.
Vi tu inocencia de parques y muñecas,
comprendí que cuidarte era cuidarme.
Las palabras puestas a secar al sol
desbordaban las fronteras invisibles de la prisa
por llegar a ningún lugar.
Empecé a ordenar los colores de la página en blanco,
las escaleras de sal de lo desconocido,
mi traje de los buenos días y hasta mañana,
los guantes del golpe y el verso.
La fiebre se detuvo ante mi risa
y al darse cuenta de que era momento de partir,
se fue, no sin antes hacerme prometer
que le escribiría un poema.

Hernán Kozak

UN LUGAR ÚNICO

Amplios anocheceres cubren de lodo lo que encuentran a su paso,
sin más destino que destruir la flor,
elixir de juventud, que antes fue novedad.
No es presagio ni es estampa,
ni adivinanza de futuro.
Los árboles crecen más allá de sus nostalgias,
alumbrando el verde de los días venideros.

Pino Lorenzo

UN LUGAR ÚNICO

Estamos aquí nosotros inquietos
en un lugar que sólo es nuestro.
Un lugar que empieza en mi boca
y termina en la tuya, empieza
en este poema y termina en aquel.
Es un lugar desierto, aquí podemos
caminar que es muy sano y hacer
contorsiones de pequeñas alimañas
que no saben lo que hacen. Aquí
podemos no saber lo que hacemos.

Estamos aquí nosotros inquietos
en un lugar que no nos pertenece.
Un lugar sin límites que siempre existió
y no tiene principio ni fin, estaba
antes que todos los lugares y estará
cuando desaparezca el universo.
Aquí ángeles y demonios,
basura interestelar, el oro y las heces,
aquí está la palabra de Dios y el improperio
del joven rebelde públicamente ajusticiado.

Estamos aquí nosotros inquietos…
este es el único lugar donde estamos.
Este es nuestro lugar, por favor,
escúchame cuando te escribo
desde este lugar desconocido
donde no paramos quietos, este lugar
que es ahora y nunca. Y es donde
nos hallamos siempre de paso
eternamente pasando como vidas pasando
por la ventana de este tren que corre.

Kepa Ríos Alday

UN LUGAR ÚNICO

Es urgente. Hay estrofas en las cornisas.
Con porte arbóreo y acento inconfundible
toman la quietud del frío.
Se posan en el ruido de vidas subterráneas,
en pedazos de ciénagas oscuras
en el ojo ciego del mundo.
Dénles de comer que en sus grandes llanuras y grietas
hay crepúsculos y mares
amasen la vida con levaduras
que los silencios homicidas circulan
y hay que aventar las parvas
arrancarle ya a la noche las gramíneas
y nada más que vivir.

Laura López

UN LUGAR ÚNICO

Era esmeralda y rubí
un turbio espejo que desorientaba
la mancha que enciende tu corazón.

Amatistas buscando la perla perdida,
un lugar único,
innombrable.

Cruz González Cardeñosa

UN LUGAR ÚNICO

En un lugar único, muy lejano, ya estará atardeciendo…

Esta oscuridad que me persigue,
esta luz que me atenaza, entre los azules
del ventanal.

Hay una boca oscura que se escurre por mi melancolía,
un carnoso pentagrama, entre el tic tac
de las agujas del reloj escarlata, que desbordan
a través del embudo fantasma, una ceniza furtiva
en el depósito de los vidrios lunares.

Esas pequeñas criaturas de luz que pertenecen
a los vuelos de las estelas, al muestrario fantástico
que muda entre las sílabas de una estación temprana.
Es el último haz de luz entre los cadáveres,
crea ejércitos caóticos, en el desértico
escenario de hambrientos musgos de carmín,
brasas dóciles que trajeron los ángeles,
lagunas de siglos, anagramas de selva,
sortilegios nebulosos de la cólera.

Bajo la sima de la necrópolis
de este mar profundo, esta brisa que jadea,
se mueve, retuerce por inhóspitos paisajes
de este muro de vociferaciones nocturnas, océanos
de espuma atrapada que inyectaron olas fecundas
en sus aguas cerúleas…
En el lodo, el negro estío, un escalofrío, un mortal resplandor
en la combustión irracional, en el tejado orgánico
una lima en lenguas inmóviles, que contemplan el patíbulo,
en los sortilegios del prado último de la creación.

Y ese mar, esa arena rosácea germinó
en corrientes rubí, atravesaron los centelleantes
misterios, hambrientas galerías, rocas que sudan
entre antorchas que reclaman la gran fonética,
la estirpe que canta, pliegues nebulosos del látigo.

Ahora, están en mí, en este adiós
que abre la brecha, certeras dentelladas que proclaman
la rebelión, en masa, de la tribu.

Paty Liñán

UN LUGAR ÚNICO

La mañana trae noticias cada día.
Sereno diálogo del viento entre las hojas.
Caricias en trinos, aliento a despertar.

Fluye la vida, sin pasado ni futuro.

Presente alargado,
absuelto de todo pecado,
las plantas y sus flores se entregan cada día,
cada estación, cada momento.

Un lugar donde el invierno es verde
y el verano muy azul.
Sin descanso continúa, con cada mañana,
belleza sin fin.

Carla Bianco


TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s