MARIPOSAS DEL DESTINO

MARIPOSAS DEL DESTINO

Se funden las mariposas en las explosiones de una cumbre
que te envuelve y acompaña paso a paso hacia la cima.

¡No te alejes de mí! El destino señala nuestro rumbo
y ninguno de los dos podemos derivar las constantes,
sólo se puede avanzar, seguir las lindes que se cruzan
en el rostro más álgido de la noche.

Desde ahí, desde la consistente e inestable luz nocturna,
sabremos decidir con quién sí y con quién no.

La cera que lloran aquellos niños de la guerra
puede sernos útil para no retroceder, para seguir el camino
que la codicia nos ha marcado, aunque nadie sobreviva.
Quizás, si cerramos los ojos, podamos alcanzar la cima.

Magdalena Salamanca

MARIPOSAS DEL DESTINO

La mariposa mecánica, palometa voraz
de escuetos designios su esqueleto
me imprime con caracteres desiguales.
Trazo del giro de un insecto volador,
tendré que seguir domando este panal
de letras asesinas, esta jauría de robots
que se degluten mutuamente danzando
en torno al peligro de un poema solitario.

Kepa Ríos Alday

MARIPOSA DEL DESTINO

Creció sin ser vista,
como oruga que espera su destino.

Pino Lorenzo

MARIPOSAS DEL DESTINO

Desposeído de toda infraestructura
anida en su corazón
la flor de mariposa.

Irreverente consigo mismo
un diluvio de insultos
cubre sus alas.

Sin extrañar al extranjero
que habita en
la cobertura
de su horizonte,
vuela hacia un futuro
que engendrará
su presente.

Sylvie Lachaume

MARIPOSAS DEL DESTINO

Schhhhh…
Descubre su talento embriagador,
la sutileza de esquivar la muerte,
devenir misterioso que transforma
los colores en un profundo sueño.

Son las mariposas del destino,
ilusión prendida de la solapa
del dolor, tibieza de la noche
encandilando a la razón,
algoritmo inquieto
produciendo tu ritmo.

Cruz González Cardeñosa

MARIPOSAS DEL DESTINO
“Defender la alegría como una trinchera” (Mario Benedetti)
Alrededor de una mesa
conversaban del pasado y del presente,
a pesar de unos cuantos duelos
contaban en positivo sus días,
y aún vendrían mediodías amables
se decían riendo las innegables amigas.
Una coqueta mariposa se paró
en el margen del encuentro
distrayendo su conversación.
El destino nos sigue haciendo guiños
susurraron las tres al unísono.

Ana Velasco

MARIPOSAS DEL DESTINO

Letras como mariposas del destino,
miradas de terciopelo y hueso cruzando el futuro.
El color de la piel del mundo está bajando
más separado de sí mismo, más ángulo irreversible.
Como catarata de fuego ilumina la historia
de aquella lengua de paso que, lamiendo sangre,
quiso trajinar con el tiempo,
sacándole fortalezas como raíces,
haciendo puños a los minutos,
gritó al segundo herido.
Hace trizas las horas revolcando el pulso
y, quien ha medido mi cuerpo, encuentra el hambre de un humano.
Ahora estamos en pie, mi mundo y yo,
letras al viento, mariposas haciendo destino.

Clémence Loonis


MARIPOSAS DEL DESTINO

Aún queman tus palabras soterradas
por los canales del miedo celeste.
Aún pesan las sílabas
en la orilla de tu grisácea boca.
La soledad de una puerta
que se cierra para siempre,
la magia de una ventana
que pudiera abrirse
en un resquicio de luz
al anidar en el alfeizar.
¡Cuánto verdor ennegreció
junto a las estatuas de sal!
Un arcoíris que no encontró
lugar junto a tu pelo.
¡Cuánta carga en tus hombros!
-cuando en el alma no sientes nada-
Y más allá de la pupila ensangrentada,
en el pavor de esos versos pronunciados,
pájaros que vuelan para no regresar,
arena fina que en las manos se escapa.
En esta cara de la otra estrella,
un mundo inconcluso
que revolotea haciendo añicos
el espacio, las monedas sin reverso,
puñales de barro,
rocas de formón disparan
en la garganta, ascuas bravías,
que germinan en la yugular.
Hechizos que se anuncian
en el lugar de la existencia,
manos que envuelven los misterios
del adiós en pequeñas galaxias.
Alígeros retales de las ánimas
que se van.
Estamos hechas pasajeras de la voz
y las promesas que dulcifican
este cuento de invierno, esta hoguera
que humea en los abismos del mentón.
Mariposas del destino que acentúan los harapos
que dejaron, en el habla, diminutas esferas,
estrías, cometas que llegan a este estío
enlazadas en la niebla.
Mareas indolentes,
hechizos lacios de sílabas que añoran
en el fragor de esta luz que deshoja,
entre cortezas turquesa
de los tulipanes yertos que son testigos
de tu epitafio de cieno, que fue silfo frío.
El que urdió la galería distante,
las señales en el vapor, las balas
en paraísos perdidos, flor en la lengua
tejedora, universo en la cantera del lenguaje.
Que en el revés quiebra la voz,
paladar maléfico de gladiador
consumido por los fantasmas de los siglos.
Embrujadas burbujas que atacan
a la estirpe de las letras.
-Yo estoy hecha de jirones,
de sucios versos de ti y de amor, poesía-
De reliquias y sudarios contenidos en el rumor
que creció entre nosotras, paladeo
este barco pirata, este mástil que nace
de los pedazos, este infierno,
de la soga torpe atrapando corales
y oleaje, pétalos disueltos
en el profundo salino.
Capitaneo el viento, mezclo con su dialecto indomable.
Hecha de puertas que arrastran al otro lado
de un abismo pasajero.
Entre las hendiduras de la cueva,
envoltura de cáñamo
que embalsamó las orillas de mi inocencia,
tubérculos superpuestos en leprosos escenarios,
arácnidos que llegan en ciclones
y adhieren el olvido, a las bóvedas subterráneas.
Constelaciones que juraron sirvientes
entre los enigmas del desierto,
promesas de la palabrería.
Me crearon entre las lágrimas de ese espejo
nebuloso, entre los vidrios de lámparas
rojas quebradas bajo sujetos de sal.
Ese fugaz encuentro donde arrastro cicatrices,
marcas y fuegos en los ojos y en el pelo.
Soy arcilla inconclusa en el borde,
remo con cada palma, cada rastro de esa boca,
donde una llaga es un presente.
La luz cose telares, fábulas calcinadas,
que esta edad oprime.
El tiempo, es como aquellas bellas calaveras,
que enlutadas pasearon junto a las orillas,
de un ocaso sangriento, anclaje vetusto
de plegarias que deshacen en suspiros.
Las agujas en su oratoria no son más
que péndulos indecisos que baten
la lluvia en religiones borrachas
en el éxtasis de esta habitación pesada.
Como si el mar se hundiera
en el propio mar, ese dialecto
es tragado por el oleaje.
¿Acaso su figura languidece entre palabras,
al servicio de algún dios?
¿Puede más la montaña, que las colgaduras
que hierven en su seno?
-Por mover el aire que no sea-
Sortijas llenas de coágulos hacia la rampa
de los jirones, momias que tocan violines,
jeroglíficos mordiendo las tentaciones,
máscaras en el rumor hambriento
que expande sus fauces en el terreno.
Sus colmillos son huéspedes,
de esta cama llena de remolinos,
desgarran dinastías, son un frasco
de veneno que persigue castillos
minúsculos, frágiles princesas,
de “érase una vez” tardío.
Pétreas bocanadas en la estación
de un tren, en la recámara vacía
de dátiles, laberintos carcomidos
por la maleza, exhumación de las semillas
que urdieron los vocablos,
escenas del verbo sucio,
de mordeduras de traición.
¿Y no será, que la geología de las edades
dice la verdad entre aquellas sinfonías?
Tal vez, la heredad de los seres
se adhiera al patíbulo
que sentenció este diálogo.

Paty Liñán

MARIPOSAS DEL DESTINO

Vuelo fugaz,
frágil,
sutil…
Encantadora.
Anhelo de permanencia,
Ilusión de eternidad.
Vive tu baile y tu sueño.
Sigue a tu alegría, respeta
tus silencios.
Es la búsqueda el camino,
sanar heridas y detener
las lágrimas.
Te recibo asombrada,
te disfruto…
¡Feliz!

Carla Bianco.


TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s