LAS REDES DE TU MENTIRA

LAS REDES DE TU MENTIRA

Frente al muro
pierdo mi voz,
me ahogo.

Vivir en las redes de la democracia
tejida, también, de barbaridades
escondidas entre prejuicios.

No entiendo mi propio país,
no entiendo.

¿Acaso, lo que leo
es sólo fruto
de mi no aceptación
de conformarme con un camino
dibujado por mí, sin mí?

Sylvie Lachaume

LAS REDES DE LA MENTIRA

Se acercan con el sigilo del traidor,
han amenazado las custodias más arcaicas
y, sin embargo, nadie hace nada.

Lapidarias ostentaciones han arrasado las mentes
que, sin decir apenas una palabra, empiezan a palidecer.

Son como alimañas, sucias ratas sin piedad,
que alcanzan uno por uno a todos, nadie se libra.

Algunos desesperan mientras les llega su turno,
otros intentan la huida, pero no se huye de lo evidente.

Alguien dirá que se puede avanzar sin que te toquen
pero la potencia de sus afilados dardos alcanza lo inesperado.

Lento, muy lento se obstruyen las vías donde la verdad anida,
se cierran los vertederos que alivian al alma, y las fosas comunes
emergen como un milagro del fondo de la tierra.

Ellas se lucran de tu bondad, estigmatizan las buenas artes
y sin mediar acto de bien, se zambullen en tu corazón
para robar todo lo que late.

Vencer su condición austera y servil no es posible.
Millones de ramificaciones persiguen la luz, amenazan su brillo,
enlutan cada sonrisa para anidar y multiplicarse.

Magdalena Salamanca

LAS REDES DE TU MENTIRA

Serán redes de versos para peces
tus redes echadas al fondo
donde vive el calamar de nuestro amor,
misteriosa medusa transparente.

Bajo tu color azul marino vive
el silencioso escualo sin ojos
adosado a la oscuridad, cómplice
de lo invisible, lo fundamental.

En el fondo de tu inmenso cometido
vive un banco de pequeños
sueños desorientados que viran,
tus mentiras enredan a generaciones
enteras de nutritivo plancton,
y tu les das un futuro mejor.

Nodriza inmensa del furor acuático,
no sabemos fuera de tu cuerpo
cómo será la inhóspita condición
de las palabras luchando por sobrevivir.

Kepa Ríos Alday

LAS REDES DE TU MENTIRA

Desconozco el significado de desconfianza
cuando se endulzan mis cabellos en tus cabellos.
No ha sido fácil el camino,
sortear los cimientos de dos guerras.
Te ves envuelto en una historia truculenta,
donde malos y buenos se mezclan.
Mejor dejar para mañana las noticias,
confiar en el arte ciego del futuro,
en la cordura innata del hombre.
Luego, en las redes de tu mentira me veo presa,
y la locura
se hace cierta.

Pino Lorenzo

LAS REDES DE TU MENTIRA

Reconóceme,
grandiosa pupila del ocaso.
Reconoce,
que ya no piensas en mi nostalgia.
Que las estrellas arden
entre los versos más inmensos
de la infinidad.
Reconóceme, soledad, llévame en tu seno.
¿Ya no piensas en mí?

-No lo haces como antes de la lluvia-
Ahora no cantas tras el brillo de los pájaros
en la alcoba, ni en las briznas del destino,
sobre los ecos de las primeras puertas
al abrirse, en los primeros puertos,
los soplos, ni en los remolinos de la rota voz.
Las hambrientas mejillas
de la niña que se fue,
de la que ya no fue ruido,
breve triunfo ahora yerto.
Reconóceme
entre tus sombras, en los coágulos
de la espuma, entre los tétricos campos
que llevan a tu averno.
En los huecos de la hoguera
donde quema ausencia,
en las briznas de la metralla, rolar pura
entre los flecos del formón.
Y en las cenizas renacer de una crisálida.
Me encuentro sin calavera,
llena de cascabeles mudos, engañaste
mis ganas, inyectaste tu sangre,
ofrenda que, a mis días,
en las redes de tu mentira.
Crees que me persigues en sueños,
en anhelos de otra vida.
¡Oh, cuadro vacío de hálitos!
Que me atrapan tus pies descalzos,
en enlunados velos.
La amistad también pesa, amiga,
también duele y canta a la luna
si se requiere.
Y puede ser, todas aquellas cosas
que creíamos hojas del rosal,
que brotan cerca del manantial más puro,
más vivo, más prístino.
Reconócelo.
Piensas en mi como adverbio
pero de un lugar muy lejano.
Creerás en dos terrones de azúcar,
en dos gotas de miel,
pero tras pasar la verja
comprobarás
que se diluyó todo ese amor.
Toda esa historia naranja del melocotón,
su dulzor fermentó.
¿Y no es verdad,
que nos imaginas como dos pompas
de jabón que suben al cielo,
encontrándose en la cima?
El viaje fugaz
de dos perlas de agua
en el ventanal que se separan.
Aquella burbuja explotó,
sobre la médula del tímpano,
entre aguas insobornables.
Reconoce, querida soledad,
que aún me quieres entre tus brazos,
que añoras el calor de mis manos
y asir mi cuerpo junto a ti.
Búscame,
te estaré esperando
donde el colibrí alimenta del néctar
entre el verde de su plumaje.

Paty Liñán

LAS REDES DE TU MENTIRA

Tus manos desdicen tu palabra.
Hablabas de ángeles emisarios
y escurrías la tinta de tus dedos
después de pactar con el diablo.

Los timones de los barcos giran
hacia rutas alejadas de tu puerto.

Ahora que la verdad ha estallado
desde la profundidad de la tierra,
fractura tras fractura sale a la luz
y caes en las redes de tu mentira.

Antonia López

LAS REDES DE TU MENTIRA

No dijiste nada,
las redes de tu mentira
atraparon el sosiego
del abrazo que
entre el día y la noche,
había surgido
detrás de ninguna esperanza.
El temblor de tus manos
de bandoneón intentando
cambiar aquella imagen
del mañana fue un suspiro,
una cascada precipitándose,
paisaje abierto de anémonas marinas
bajo la superficie terrestre
y tocando las estrellas.
Las redes de tu mentira,
parecían verdaderas.

Paqui Robles

LAS REDES DE TU MENTIRA

Serena la luz, viajo por las sombras de mi país
Hago escala en el caucho del automóvil de los parados
de los convocados a huelga y de los gaseoductos.
Arriba del supermercado hay estrellas sobre un gancho oxidado.
Un manto rojiazul y agujeros negros que deglutinan,
que conforman el pasacalles de todos los conciertos.
Sintoniza tu canal porque somos latas en conserva,
felpudo de tierra gris.
Oferta, oferta, el aceite subió dos puntos en el verso
después vienen las estrofas.
Pero hoy salió el gigante de barro con las lluvias.
Prendía su cabeza con un fósforo
y traía las aguas con su mano de primavera
Mañana puede ser una firme meseta,
un corazón empinado por la cúspide de las alturas,
un papel mojado en un río con escamas,
una explosión próxima
Divulguemos con pasión lo que no sabemos
con la furia falaz de lo que fue humo.
Deshojemos también la cara seca
y convoquemos otra huelga:
la de la mentira bien entendida.

Laura López

LAS REDES DE LA MENTIRA

Mentira era una válvula, y chupaba los atardeceres con malicia
dando vuelta a la hora, encarnando biografías selectas.
Aterrizaron en redes donde se multiplica el dictamen
como tambor de eco en el interior del ruido.
El profundo silencio y su hermandad asaltaban el odio,
la idea cruzaba el llanto y retornaba al inicio de la sangre.
¿Quién decide si la vida es verdad?
La que solloza en el acantilado perdido de rencor
o los pájaros de ese cuerpo mutado.
Detrás de las redes de la mentira, válvula de espejismo.

Clémence Loonis


TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s