LAS CLAVES DEL PENSAMIENTO

LAS CLAVES DEL PENSAMIENTO

El tiempo fabrica candelabros
que desfiguran el rostro de la muerte.

¿Cuál serán las claves del pensamiento
que siga haciendo posible tu existencia?

Arlequín desvencijado y roto
ajeno a las buenas costumbres
traes contigo miedo y soledad.

Vete tan lejos como la historia te permita,
no manches con tu seca sangre
el continente que se quiebra
por falta de amor.

Cruz González Cardeñosa

LAS CLAVES DEL PENSAMIENTO

Limpian las fronteras,
preparan las nuevas armas,
algunos huyen, otros simulan entrenar a los que se quedan.
Hacen como que hablan,
pero es más importante que el traje no tenga arrugas
que la palabra.
Queman los libros con billetes falsos
y olvidan.
Las serpientes sujetan los diques,
aún no es momento para que la tristeza
aplaste con sus pies descalzos,
familias rotas,
cuerpos descoloridos por la muerte a destiempo,
ciudades dobladas sobre si mismas.

Hay un silencio que no tiene cura:
comienza la guerra.

Hernán Kozak

LAS CLAVES DEL PENSAMIENTO

Déjame ver, déjame ver
hay tanta distancia en tus alas…
¿De quién es ese rostro que se pierde?
Tanto lugar de no llegar nunca
hay almas que nunca descansan
pero en medio del meteoro de la noche
todo despierta nuevamente.
En cada pintada de negro, un gato
y la ropa tendida en el universo.
El lugar del principio a veces inventa un mundo
y tú permaneces afuera, en la casa del jardín perdido
donde todas las llaves abren la puerta en clave de fa.

Laura López

LAS CLAVES DEL PENSAMIENTO

Las manos heladas y el corazón disperso.
Los metales del cielo ofrecen distraídos
las claves del pensamiento.
Primera clave: fracasar en cada intento.
Fracasar hasta conseguir que
el fracaso parezca un hallazgo.
Fracasar todo el tiempo.
Fracasar sin saberlo.
Caer siempre desde lo más alto.
También desde lo más pequeño.
Segunda clave: equivocarse siempre.
Equivocarse sin necesidad de estar despierto.
Equivocarse al saludar y al despedirse.
También al decir ¡basta!.
Equivocarse sin darse cuenta,
hasta después de mucho tiempo.
Equivocarse al creer que al fin
has llegado a algún lugar
y, en el último instante, morir contrariado.
Tercera clave: contradecirse.
Contradecirse todo el tiempo.
Contradecirse hasta parecer un bufón.
Contradecirse sin ver en ello contradicción.
Contradecirse al decir tu nombre.
Cuarta clave: fingir que estás en lo cierto.
Fingir que crees que es verdad todo esto.
Fingir que tienes un trabajo y que cobras un sueldo.
Fingir que crees en un proyecto.
Fingir que crees que hay mentiras
y que hay un mundo verdadero.
Quinta clave: mentir. Mentir todo el tiempo.
Nunca decir la verdad, aunque la conozcas bien.
Mentir hasta cuando escribes un poema.
Mentir hasta cuando dices la verdad.
Pensar siempre que estás en lo cierto
y fracasar después estrepitosamente.
Sexta clave: Creer fervientemente en todo ello.
Creer en tus fracasos, creer que caes,
creer que te equivocas,
creer apasionadamente en tus contradicciones.
Creer que es posible poner un punto y final
y que, después de todo, encontrarás
las claves que expliquen tu manera de pensar.

Ruy Henríquez

LAS CLAVES DEL PENSAMIENTO

La espuma, en su enclave, dibuja una ausencia crónica
unas letras descifradas por un tiempo saciado de cierres.
Por un lado, la mar como vereda de tarde, una luz espera
que los versos digan del alto hueso, su condición.

La siembra, del otro, misterioso afán del trabajo de la tierra,
como la sonrisa ligera, el fusil de la congoja o la paciente noche
que acusa a los astros de derrumbar la pólvora del navegante.

Es pronto, demasiado cercano el rocío de la flor, demasiado
agrandado el grito del puente. Están los ángeles del planeta
vengándose de las ociosas salinas que a fuerza de arcos
deshojan los caminos, turbio invento del miedo escaso.

La mano tendida está ocupada con la delicadeza del horizonte
que bordea, cual cultivo doble, el lado de la piel y la flauta del inocente.

Clémence Loonis

LAS CLAVES DEL PENSAMIENTO
El trazo de una mujer
es el témpano que encarcela
las sombras,
entre el ácido líquido
que derrama en las celdas ocre.
Son relojes que derriten la neblina
las manos anudan, férreas,
sobre las fuentes del segundero
y su costumbre de tentar
los cálices del deseo.
Perlan las herencias del carrillón
contra el cadozo,
que dispone las claves del pensamiento
lo inviste de amapolas,
y desde la versania muda
sueña con aguas prístinas
sin que el caos alimente
el rolar del viento
sin censurar lo inefable
que está, aún, baldío.

Paty Liñán

LAS CLAVES DEL PENSAMIENTO

Inolvidable canto atómico,
exprimo el ardor de tu polvo
escondido en el arpegio
de la melancolía;
el ruido inútil
de los días por venir
arrima el hombro
frente a espejos
donde las muecas olvidan
el sinsentido de los aromas.

Vinieron a alumbrar el horizonte
versos de nube que, con Amor,
sobrevuelan nuestro mundo.

Sylvie Lachaume

LAS CLAVES DEL PENSAMIENTO

Como una carrera infinita
sin destino vienen y van,
recrean el pasado
improvisan el presente
descubren el futuro,
galopan sobre cualquier cosa:
una esquina, una fragancia,
un semáforo centinela
un lazo diligente en el pelo
el rótulo de un pórtico
o la mirada de un saltamontes
con gesto de mecano.

En cascadas de ingenio,
bufonadas, lapsus, picardías…
la abstracción proyecta sus quimeras
cual bengalas que el mundo va recogiendo
en truncadas vasijas.

Ana Velasco


TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s