EL SILENCIO DE TUS MANOS

EL SILENCIO DE TUS MANOS

Atrapado en el camino de tus manos,
encuentro surcos en movimiento
que me invitan a una expresión casual
donde el tacto aparece como la luna
provocando un encuentro único
lleno de pasión y cercanía.

Respetar los silencios,
ese momento neutro, a veces con un tiempo matemático,
otras desviadas a alguna improvisación mágica
que arranca a la impaciencia toda su locura,
desata un equilibrio inestable
entre tiempo y vuelo.

La cúspide que propone este momento,
desata sensaciones inesperadas,
una mirada clavada que perturba,
una especie de mano gigante que te empuja al precipicio,
un átomo a punto de explotar,
algo inevitable que tiene que suceder.

Amo tus silencios,
esa boca que me amenaza,
esa curva dramática que castiga mi ego,
amo lo que aún no sucedió,
la expectativa de lo incierto,
ese goce infinito que me inquieta,
el voraz impulso de lo desconocido.

Leandro Briscioli

EL SILENCIO DE TUS MANOS

Estoy detenido por las fuerzas gubernamentales,
han descubierto que aún tengo los diez dedos
de las manos, intactos.
Hace tiempo que no quieren
que me preguntes por la primavera,
que pueda sobre un hilo invisible
unir el calor de tus ojos
con la fuerza huracanada de los labios del futuro.
Prefieren que el silencio sangre en nuestras espaldas,
que las calles hayan olvidado la sonrisa de la noche,
que el ocio nos devore las entrañas.

Hernán Kozak.

EL SILENCIO DE TUS MANOS

Antaño tus manos aparecían en el alfeizar
se posaban como palomas, el viento peinaba tu sangre y
las moléculas ejercían el derecho gravitatorio de tus planetas.
En la habitación tu cama con edredón rojo
vestía mañanas y noches.

Me asomaba a la profundidad del mundo
y tú eras esa mirada fija para que no me mareara.
Apenas de los labios despegada, mi sonrisa se desvanece
hace días que no te veo, que no respiro de tu luz.
Ahora permanece encendida otra artificial, incandescente
y el cuarto vacío es como un hueco molar
bajo la dentadura de los edificios
¿dónde el pelo cano? ¿dónde la curvatura de tus hombros?

El viento es cómplice de tu cuerpo deshabitado
fiel a la ventana, escucho por primera vez tu voz
como un susurro. Miro en ella y veo cuanto quiero:
árboles sin corteza, desorden en mis oídos y
el ritmo del hueco de la cortina que, a ratos,
eres tú y el silencio de tus manos.

Laura López

EL SILENCIO DE TUS MANOS

Estaban tus manos, tus dos manos,
atadas por sus dedos a la cordura.
Estaban estupefactas, sometidas,
cansadas, obedientes.
Y todo el tiempo siempre
y otra vez lo mismo.
Dormidas estaban de tanto atenazar tus sienes.
Rígidas de tanto arañar bajo la tierra.
Dos mariposas prendidas por alfileres.
Dos animales fieros
domesticados por tus bolsillos.
Encadenadas estaban tus manos
por la ilusión de abrir y cerrar tantas puertas
con las llaves del destino.
El tendero agradece su fuerza
sometida a la codicia.
Ceñidas estaban sus líneas divisorias
por el hambre y el salario,
un martillo grabando
hábitos ciegos sobre sus uñas.
La boca no habla cuando la mano
busca a tientas la cuchara.
Qué cauto el patrón con tu silencio.
Amarradas están a una ilusión
como dos barcos náufragos de viento.
Sobre el silencio de tus manos
se forja el yugo del tiempo,
el destino de ser siempre
y otra vez lo mismo.

Ruy Henríquez

EL SILENCIO DE TUS MANOS

Inculcado silencio el de tus manos
que parece acercarse
cual manso cisne
para acariciar la bruma
de la eterna apoptosis,
ausente en la sibilancia
del viento en tempestad.
Amanece un nuevo oxígeno
alejado del tumulto.
Vistas a la orilla de tu sombra
donde la página en blanco prima
sobre garabatos infinitos
como laberintos
donde
el silencio de tus manos
es todo.

Paqui Robles

EL SILENCIO DE TUS MANOS

Desde ese silencio de tus manos tibias
rastreando mi espalda, tanteando
los vértices de un rezagado abrazo
se abandona mi aliento
a tamices pretéritos:
lavandas, girasoles, genistas
lagos resplandecientes absorbiendo
la pasión de lozanos ensueños.

Luego veredas divergentes
cambiaron nuestros puntos cardinales,
perdimos las promesas de polvo
y la ausencia llenó nuestras cañas.
Ante este callado encuentro
la destreza de tus yemas
despeja un frondoso pliegue de fervor
nunca olvidado.

Ana Velasco

EL SILENCIO DE TUS MANOS

Apenas una esperanza gime
te acercas velozmente
agitando la sombra que turba la ribera.

Viento de luna produciendo
amaneceres indomables.

Sin embargo, algunos hombres dicen
que el silencio de tus manos es atroz.

Cruz González Cardeñosa

EL SILENCIO DE TUS MANOS

¿Cómo decir que no te vayas
si el horizonte me llama?

¿Cómo vivir lo indecible
al alcance de tus manos?

¿Cómo olvidar el murmullo
de tu silencio
entre las rejas
de mi deseo?

Partir cuando uno se queda
es como vivir un océano.

Diez mil tiempos me separan
de tus manos
de tu tiempo
de nuestra memoria.

El ensordecedor silencio
de tus últimos pasos
marcó para siempre
el himno de mi vida.

Sylvie Lachaume

EL SILENCIO DE TUS MANOS

¿Qué oyen tus manos del tiempo?
¿Qué señal rememoran del murmullo?

¿Podrán estacionar el luminoso mar
y condensar vigilias, huesos inmemoriales,
primavera de pechos y risas?

¿Podrán sobre la escalera de hielo
erguir destinos a la palabra,
encender la arena para acariciar tu cuerpo,
hacer del grito un talismán?

¿Podrán atravesar ese vaho de piedra?

La duda húmeda estalla en la soledad
que instituye el silencio de tus manos.

Clémence Loonis

EL SILENCIO DE TUS MANOS

En los vertederos del alma
se ha encarecido el contacto.
Se venden caricias clandestinas
y las palabras de amor
solo se encuentran en el mercado negro.

Luces de neón
anuncian acercamientos orientales
con costumbres alejadas de lo conocido,
nada de toque carnal, el fingimiento es la clave
y los besos apasionados quedan prohibidos.

Recuerdo las noches eternas
donde la luz del sol era un mal presagio.
Nos zambullíamos en trincheras de pasión
y jugábamos a encontrar al batallón enemigo.
Siempre ganábamos la partida.

Magdalena Salamanca


TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s