Historias diversas

ENGAÑAR AL TIEMPO

Para engañar al tiempo, ¿por quién me has tomado?
¿Te rindes y entonces yo tengo que abrir para ti las puertas del cielo?
Tú llevas siglos pisando esta tierra, pero yo también.
Lo sé, en vida no suelen haceros mucho caso, no os tienen en cuenta, si no fuera por vuestro deseo, sería imposible seguir escribiendo.
Pero… con el paso del tiempo, las calles y los teatros llevan vuestro nombre, hay libros que hablan de vosotros, así que no me tomes por ingenuo, ya sé que tú no te rindes.

Hernán Kozak


RÉQUIEM POR UN CAMPESINO NICARAGÜENSE
A Eleazar Blandón

Estoy muerto, les juro que estoy muerto y que apenas me sostiene este hilo de pensamiento desde que ya son varias las noches que estoy sin pegar ojo, tendido en el piso bajo este techo de zinc que es puro fuego.
Intentarán despertarme a las seis de la mañana para cumplir con una jornada más de sol a sol, en la que se nos negará el agua mientras no quede cargado el último contenedor de sandías.
“Eleazar, levanta, ya dieron las seis”.
Llámenme Lázaro, si quieren, pero sepan que los muertos no pueden levantarse.

Antonia López

EL ALMUERZO

En aquella casa se almorzaba todos los días a la misma hora. Esta costumbre había sido decidida por ella desde hacía mucho tiempo. Desde entonces, no se pasaban ni se adelantaban de las dos de la tarde.
Pero aquel día nadie había llegado a la hora. Nunca, desde que instauró la norma, había ocurrido. Ni tan siquiera había pensado que pudiera ocurrirle, y cuando se vio allí, delante de la mesa puesta, supo que aquel día comería sola.
No es que no le gustase comer sola, ya lo hacía muchas veces en la cena o en el aperitivo, pero en el almuerzo no lo había hecho antes.
Tuvo miedo de comer, por si lo que se iba a echar a la boca, y pese a que ella lo había cocinado, estuviera envenenado, y cayera fulminada sobre el suelo sin que nadie diera cuenta de ello.
Tuvo también tristeza, una tristeza profunda, y pensó en aquello como un abandono.
Se le pasó por la cabeza no comer, y así cuando ellos llegaran verían la mesa puesta.
Sin embargo, hizo lo contrario. Comió la comida para diez que ella misma había preparado, y se echó a dormir la siesta.

Pino Lorenzo

UN DÍA IMPREVISTO

La mañana indicaba un día como otro cualquiera. Ducha, desayuno, oficina, comida, oficina y vuelta a casa para sacar al perro a pasear, y bueno, también al dueño. Sin embargo, aquella aparente monotonía encerraba en sí misma novedades que, de vez en cuando, sorprendían. Aquel día, al llegar a la oficina, estaba vacía. Ningún compañero, ni tan siquiera el jefe, cosa que en parte le alivió. La relación con su jefe había sido cordial habitualmente, sin embargo, parecía que últimamente se estaba deteriorando. Con sus compañeros también parecía estar deteriorada. Él se preguntaba por qué. El último día de trabajo, a raíz de una discusión con uno de sus compañeros, había deseado con todas sus fuerzas que desaparecieran todos.
Ahora parecía que aquello había sucedido. No lo podía creer. ¿Dónde estaban todos? ¿Qué ocurría? Comenzó a sudar temiéndose lo peor, arrepentido de aquel enfado. Aturdido, bajó las escaleras. Sudoroso, con el corazón palpitándole a mil, corrió a casa en busca de alguna pista que le pudiera indicar qué pasaba. De pronto, miró la agenda. No se lo podía creer… era el primer día de vacaciones.

Paqui Robles.


TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s