PEQUEÑO VAGÓN ROSA

PEQUEÑO VAGÓN ROSA

Seca por una especie de soledad perpetua,
débil para tomar el pequeño vagón rosa
que ampliaría mi horizonte,
caliente marea sin tiempo
burla mi destino,
calibro el silencio
y decido un paso más,
seguir creciendo.

Cruz González Cardeñosa

PEQUEÑO VAGÓN ROSA

Aún guardo en la memoria un camino asincrónico
con novelas de príncipes buscando cenicientas,
de sirenas aladas, de piratas en pértigas de fuego.
Todo un gran equipaje para un pequeño vagón rosa
que la pubertad dejó aparcado en la cancela
cuando un crisol de colores tiró de mis brazos
hacia un horizonte sin trincheras.

Ana Velasco

PEQUEÑO VAGÓN ROSA

Los jirones de tu vestido
aún desafían el viento.
Tus labios de papel coloreado
parecen querer decir algo
en la soledad muda del aire.
Sobre los rieles de tu sombra
avanza el destino feroz
que te combate.

Eres un títere que, en vano,
se debate entre sus dedos.
El inesperado resultado de un trazo,
de un rasgo, de un rayo de grafito
que se borra con el dorso de la mano.

¿Qué esperabas del destino de un hombre?
Una mujer te concibió en un beso,
en un abrazo, en un sueño de amor
entreverado con otros sueños.
Débil materia para forjar
un puente sobre los infinitos
silencios del tiempo.

Confórmate con ser el pasajero
de ese pequeño vagón rosa
que destiñe el azul del cielo.

Ruy Henríquez

PEQUEÑO VAGÓN ROSA

Maté un remordimiento
tan bello como la cara estupefacta de una sirena en tierra.
Era volador y acuático, benevolente y ostentoso
pero pude acabar con él de un palmetazo,
y sin remordimientos del remordimiento.
Era terrible. Simulaba un camino de rinocerontes
y a mí no me gustaba sorber la sopa
y encontrarme a cada rato un cráneo
aplastado de alguien de los suburbios.
Ahí era la pordiosera de los caníbales.

El ojo de las palabras acechaba
y devoraba los paisajes de las grandes combustiones.
Estaban todas la venas atareadas en la sangre nueva
de forma que no había grito, ni historia, y sí carne,
alteración y aliteración de sílabas que disponían
un aeropuerto de niños tiernos.

Pasó así, no más. Simplemente le di un pasaporte
y va en funeral en un pequeño vagón rosa.

Laura López


PEQUEÑO VAGÓN ROSA

Apareciste en aquel pequeño vagón rosa
donde el misterio esbozaba
entre tumultos
tu esplendorosa y apasionada sonrisa
buscando el ultimo destino
al que llegar.
Y abriste tus piernas
para amarme en silencio
mientras yo,
inspirado en un golpe de locura,
mordía, atormentado,
aquellos senos,
que, por regalados,
desprecié.
Después acabaste asomándote
a la fría ventana
del montículo más alto
para pedir perdón
por aquello
que nunca hiciste,
y fue tal mi indulgencia
al alzar la vista
que una lanza traspasó mi pecho
sin piedad.

Paqui Robles.

PEQUEÑO VAGÓN ROSA

Estrellas fugaces con sabor a chocolate,
universo multicolor se expande en un firmamento
revestido por ilusiones plásticas de variopintos tamaños.
Reminiscencias infantiles deambulan en carrozas de colores,
trapecistas famélicos se cobijan con los farisaicos fieles
un domingo cualquiera, ante la dama de perenne llanto,
¡princesa enamorada con fragancia a almizcle y jazmín!

Promesas de un paraíso gozoso e infinito,
donde la muerte no existe y el sufrimiento se vuelca cabizbajo,
ante la risa ahogada del éxtasis agónico y ficticio.
Aroma dulce de monedas calientes deshechas en las manos,
anhelo y excitación por el olor a cascabeles confitados.
Mis ojos se enredan en estructuras metálicas, ¡y te veo!,
pequeño vagón rosa, sublime, susurrando mi nombre
en el paraíso misterioso del goce infantil.

María González

PEQUEÑO VAGÓN ROSA

El atardecer centellea,
en una cabeza de mariposa
choca el amor en el canto de las palabras,
desaparece y aparece el lugar,
la lluvia destierra golpes de gracia.

Son extensiones de rocío cabalgando,
quiebran alas y olas perdidas,
desdoblan las pruebas,
se repite la lágrima en la jaula.

Desfilan los paisajes intactos,
velas incorruptibles embarcan
en ese pequeño vagón rosa
donde las pisadas son el punto de partida.

Clémence Loonis


TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s