LA MUERTE DE RODILLAS

imagen poesía 9 de mayo

LA MUERTE DE RODILLAS (Verso de César Vallejo)

Este poema te lo regalo a ti,
futura portada de cientos de revistas internacionales
adornadas con tu bello rostro.
¡Oh, gran ser inmortal!
que no necesita
frontera entre sus blancos dientes y el frio infierno,
que tus manos brillan por generación espontánea.
Te aplaudo,
te admiro,
adivino la muerte de rodillas frente a ti.
¡Cuánta sabiduría!
¡Cuánto que aprender!

Hernán Kozak


LA MUERTE DE RODILLAS (Verso de César Vallejo)

Hay criaturas de naciones confinadas
donde el sol luce aletargado;
se oyen alaridos añosos
gimiendo las grietas del perdón.

La muerte acude de rodillas
al descansillo de millones de hogares.
¡un poco de amor en un mundo traidor!

Cabezas deformadas que hondean
como vástagos decapitados,
los pasillos que nutren el terror.

Hay paisajes de simientes pobres
que sin más fin que destruir
se extienden por las llanuras
buscando alguna verdad.

Cenizas ensangrentadas
riegan los campos del adiós
mientras la muerte, de rodillas
suplica un descanso a la civilización.

Magdalena Salamanca

LA MUERTE DE RODILLAS (Verso de César Vallejo)

Juego al despiste, a arruinar los clichés albergados
en el panorama de los insectos.
Nunca soy la que dije ayer, la piel se muda
ante el apremio del latido constante.
Me transcurre un estruendo de barcos que arrancan
en el reguero de la sangre un despertar marítimo.

Recógeme a las seis, después no espero.
Estaré en la única cinta metropolitana con salvoconducto,
se permite hostelería, risas y abrazos
pero no miradas de pronóstico reservado.
No preguntes, que llevo un secreto en el bolsillo
y un as en la manga.

Toque de queda. Tocar y quedarnos.
Presentimos la catástrofe y organizamos el único partido
del mandato de la estrella. El himno comienza.
La sopa se apaga como el sol en la noche
El árbitro pasea negro como un luto.
¡Es la muerte! Gritaron muchos
y cayó de rodillas en nuestra retina ¿comprendes?

Laura López

LA MUERTE DE RODILLAS.

Muerte,
mátame hasta desatar la furia
de las piedras que golpean,
la muerte de rodillas,
entre talones amurallada
para no dar salida
a la sangre que escapa.
Manos heladas,
labios morados de llanto
que terminaron consiguiendo
su propósito más preciado,
besar el infinito alado.
Ahora ya nada podrá detenerte,
nada podrá continuar,
tu sed por cantar difuminó la voz
que daba vida
a la nada del silencio,
a la mentira.

Paqui Robles.

LA MUERTE DE RODILLAS (Verso de César Vallejo)

Murió de rodillas sin saberlo
porque no le rezaba a ningún Dios
ni se arrodillaba ante mortal alguno.
Murió de rodillas suplicando
un último pacto que la muerte
no aceptó.
Él estaba seguro de poder engañarla
pero ella está vez no se fio
cuando él le rogaba un día solamente
para saldar, con su enemigo,
una gravísima cuenta pendiente;
cuando le suplicó algo de tiempo
para despedirse de su amada;
algo de tiempo para escribir
sus últimos versos sin los cuales
ningún poeta puede morir…
Tenía que pagar la mensualidad
a algunos compañeros que trabajaban
para él. Tenía que cancelar
una deuda con Hacienda y la hipoteca,
tenía que terminar de pagar.
Tenía que dejar la casa bien limpia
al menos para que dijeran eso
cuando su cadáver fuesen a encontrar.
Murió arrodillado suplicando
unos minutos más.

Kepa Ríos Alday

LA MUERTE DE RODILLAS
“La muerte de rodillas”, C. Vallejo

Venía la muerte cavilando
su quehacer postrero,
su metódico sistema.
Regían las horas
el ciempiés y los diafragmas.
Y el hombre no paraba de morir
y de sentirse viejo sin serlo.
Estaba el alma en vilo
sujetando sus entrañas
con un verso, con una palabra,
con un violín de terciopelo.
Era apenas el alba
y ya el día moría cansado.
La soledad más sola estaba,
y la tristeza más largueza
a su llanto daba.
Pero hubo uno que dijo:
“Si el dolor tiene dos sílabas,
que se parta la palabra.”
Y otra también dijo:
“Si no cabe todo en una línea,
que se escancie tanta pena.”
Entonces, sujetándonos en el aire,
hicimos una escalera,
para subir y bajar por ella,
para no morir tanto,
para que la muerte de rodillas
entendiera que, entre punto y punto,
se puede escribir un poema.

Ruy Henríquez


LA MUERTE DE RODILLAS (Verso de César Vallejo)

Hay un vuelo que desaparece en la tarde
es el aleteo de la muerte,
la canción de espuma de mar que te ahoga.
La tarde se vuelve entonces un atardecer eterno
y la muerte, de rodillas
se detiene
y mira contigo ese último despertar.

Paola Duchên

LA MUERTE DE RODILLAS (Verso de César Vallejo)

Su sombra es alargada, su perseverancia infinita y perenne,
perpetua, mísera, oculta en las zarpas del sufrimiento
aguarda su instante de gloria que irrumpe súbito y repentino
pisoteando las flores de un paraíso perdido.
Protectora de la burla, enmascarada en su sayo monocolor,
vigila con ojo avizor e indolente el manar de la vida,
se relame, juguetea entre sus garras punzantes con los minutos
timados al destino, en los descuidos de su vana existencia,
ríe a carcajadas mientras teje un nicho en cada eternidad.
Pero… hay algo a lo que la muerte teme,
se acobarda ante juiciosos guerreros firmes e implacables
con los que porfía desde el origen del universo.
Se amedranta ante la sapiencia de la poesía y la fragancia de sus versos,
tiembla ante el murmullo ardiente del universo de las palabras,
ante la pasión sin límite de los amantes y el vigor de la juventud,
se vuelve huidiza y ciega ante las mieles del arte y su hermosura.
Se azora con los cuerpos bailando en el sexo gozoso,
Se arrodilla sumisa ante el deseo brotando a borbotones en los recovecos de lo cotidiano.

María González

LA MUERTE DE RODILLAS (Verso de César Vallejo)

Atrapada entre dos muertes
la vida era algo imposible
y, sin embargo, la suerte
esta vez fue compañera.

Cambié llorar por sonreír.
Una de las muertes
dejó de ser oscura
y se volvió rebelde.

La otra fue desde entonces
la muerte de rodillas
rogándome todo el tiempo
que volviera.

Seguí cumpliendo años,
esta vez atrapada
entre la muerte y la vida.

Adivinar quién gana
por ahora la partida.

Cruz González Cardeñosa

———————————————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s