NACIMOS ACOMPAÑADOS

artistas-vertigo-poesia

NO NACEMOS SOLOS

La luz de la existencia se abre paso súbito entre las aguas,
concisa, enérgica, rasga con precisión los hilos que tejen el abismo,
explosión de polvo metálico y púrpura nos mece y sosiega,
originario y primigenio desencuentro entre la vida y la muerte.
Ánima arrojada a una galaxia permanente y eterna,
un agujero negro con nuestro nombre inicia un lugar único,
versos de libertad y amor estrenan una escena de colosal envergadura.

Cuando la vida eclipsa el silencio con su brío refulgente,
sabiduría galénica, maestra de ceremonias nos ampara,
quimeras y anhelos de clanes expanden sus alas y alzan el vuelo,
dulces mieles abarrotadas de deseos nos amamantan,
Germinados meticulosamente por la locura de seres que nos anteceden,
somos esclavos ataviados por la historia de los pueblos y sus gentes,
No nacemos solos, jamás solos.

María González


NACIMOS ACOMPAÑADOS

Hubo lunas en que el bronce de las campanas
clamaba la llegada de la vida,
también los amarres de la muerte.
Cuando el mundo se quedó sin carrillones
todos nos creímos ápices de atención
en una esfera de pavesas.
Toldos cubrían la desesperanza
caricias sin cabida para un guiño.
Pero el mundo recordó que somos ráfagas de pavesas
sobre una envolvente burbuja del tiempo,
nacimos acompañados ante el sol

Ana Velasco


NACIMOS ACOMPAÑADOS

Cerca del mar, entre la arena,
algo me hace cosquillas en los pies.

Me muevo y conmigo se mueve el universo,
las torres inclinadas se enderezan,
los abismos profundos
son el punto imperceptible sobre una «i» perdida
y el mar, algunas noches, deja sobre las playas
cuerpos.
Nacemos acompañados.

Cruz González Cardeñosa


NACIMOS ACOMPAÑADOS

Nacimos acompañados, casi acompasados, sin miedo
nacimos al lado del sinsentido de la ausencia,
de las lunas crecientes del austero asfalto
en las entrañas de una ciudad sin pobreza.

Nacimos acompañados de los estragos de la soledad,
sin apenas respiración ni libertad,
nacimos en los escondites de tus sueños
ahí donde nadie es capaz de entrar.

Escapa de ti, sal de la laguna del silencio.
Espera, te siento cerca, ausente,
nacimos acompañados pero solos
en la cúspide de un acento sin grafía.

Magdalena Salamanca


NACIMOS ACOMPAÑADOS

Desde el principio de los días,
vamos andando con un destino incierto
hacia lugares desconocidos,
buscando la curva dramática del juego.

En cada paso, de cada pie,
el futuro es algo que se viene,
que eternamente se viene,
que es una consecuencia del ciclo,
un espacio todo por crear
donde los diamantes
bailan solos a orillas de tu piel.

Acompañados del aire y de la sombra,
fuimos creciendo imperfectos,
fuimos subiendo a la cima
casi como una obligación,
fuimos acariciando ese futuro
del cual hoy, no sabemos nada.

Es curioso ver cómo podemos ser lo mejor
y lo peor con la misma facilidad,
cómo a cada uno le gusta un color
diferente, una caricia sórdida que solo
busca los brazos de ella.

En la soledad de la gestación,
en la oscuridad perfecta,
nacimos para ser acompañados.

Leandro Briscioli


NACIMOS ACOMPAÑADOS

Yo también tuve setenta años,
y las palabras golpeaban mi garganta
por miedo a salir.

Y tuve seis años,
acatñé las órdenes,
fui feliz,
y aun así me costó salir.

También tuve cuarenta y cinco años,
y sujeté los caballos de la tristeza,
decidí aceptar el envite
como otros hicieron antes con el suyo,
y fue difícil salir.

Hernán Kozak


NACIMOS ACOMPAÑADOS
Nacimos acompañados
uno al lado del otro
como dos sombras,
como dos quimeras,
como dos órganos
que sueñan con ser
ojos, bocas, corazones
palpitantes y ciegos.
Éramos la conjugación
de un mismo verbo.
El arco y la flecha.
El destino dibujado
en la frente.
Nacimos acompañados
por un nombre,
por unos padres amados,
pero no traíamos
el pan debajo del brazo.
Veníamos con
el hambre a cuestas,
con la juventud
hecha pedazos,
y unas ganas íntegras
de escribir sobre papeles usados,
que queremos ser libres,
hombres y mujeres,
con una flor en los labios.
Que queremos tener alas,
cohetes para salir volando.
Tener en nuestras manos
los ejes de un mundo arcaico
y escribir un poema
para seguir soñando.

Ruy Henríquez

———————————————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s