SIEMPRE AL REVÉS / Poesía

artistas-vertigo-poesia

SIEMPRE AL REVES

Hay uno con miedo,

le tiemblan los zapatos,

tiene los ojos rotos de mirar fijo.
Hay uno agotado de esquivar montañas,

piensa como los demás,

a veces la madrugada lo encuentra lleno de frio.
Hay otro

que nunca creyó en verdades crueles,

escapo al alimento de los buitres,

supo distinguir las señales de alarma.
Hay otro

que pudo encontrar una sonrisa en la tormenta,

que las historias las tiene en los libros,

ese que a veces vive en esta página en blanco.

Hernán Kozak

———————-

SIEMPRE AL REVÉS

Asombrada, furiosa
quise entrar en un abrazo,
ahogarme en tu recuerdo
y olvidar el estruendo de las flores
cortadas a tus pies.

Dijeron que estaba loca por amarte
que no podía cantar sobre tu tumba
que la verdad era un recuerdo hermoso
y me reí.

Tomé el abrigo, la gorra, los zapatos
y me fui sin despedir.

Siempre al revés -escuché que decías-
y me perdí.

Cruz González Cardeñosa

———————-

SIEMPRE AL REVÉS

Se soñaba con lo ya conseguido
en aquel país de rubias divisas.
Los coches servían para estar
y las ambulancias no aceptaban
ninguna urgencia grave si no
sólo gente de vacaciones.

Era mi país invadido por empresas
y dado la vuelta como una pirámide
donde sólo el faraón trabajaba
y los esclavos estaban condenados
a tocarse los huevos hasta morir.
Así fui bajando hacia las mazmorras
haciéndome más poderoso conforme
más inútiles se aprovechaban de mí.

Cuanto más trabajaba menos personas
había a mi alrededor hasta que un día
me di cuenta que había llegado
al fondo del abismo
cuando escribía poemas.

Kepa Ríos Alday

———————-

SIEMPRE AL REVÉS

No deberías darme por muerto.
Anoche volví a soñar con ella.
Era un sol entrando de repente
en una habitación en tinieblas.
Acariciándola me di cuenta
de lo frías que tenía las manos.
En la respiración sentía su risa,
en los pulmones su aliento,
en mi sexo el elixir de su cuerpo.

No deberías darme por muerto.
Aún tiemblo pensando en ella,
en su juventud intacta,
en su caprichoso deseo.
Porque ella va y viene a su antojo.
Y yo solo puedo esperar
su regreso como un milagro,
como un golpe de suerte,
como una moneda
que encuentras al abrir un cajón.
¿Qué espíritu generoso la puso ahí?

Su perfumada mano atraviesa las sombras
y te alcanza en tu singular infierno.
Eras una sombra y he aquí la luz
que ilumina y da calor a tu cuerpo.
Siempre al revés.
Siempre al revés de lo que piensas.
Ruy Henríquez

———————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s