UN VIENTO TRAICIONERO / Poesía

artistas-vertigo-poesia

UN VIENTO TRAICIONERO
No dejes de soñar:

¿Recuerdas el olor de la luna

ese que se descompone

en fragmentos de luz?
No llores amiga,

algún viento traicionero

vestirá tus ojos de porcelana

para que nunca más,

puedas sentir.
Eres la dulce madrugada

coloreada de cielos carmesí

que sin saber más que una rata

convive con un colibrí.

Sal no te cortes

ponle sal al mediodía,

aunque a la noche no sepas

ni si siquiera, sonreír.
No son tiempos de espera

son vientos en contra

famélicos huracanes

que se convierten en broncas.

Jajaja, no sufras, no tengas miedo,

nada de lo que conoces

puede darte consuelo,

ven agárrate, yo te llevo.

Sueña, pero sin miedo

esta vez, te quiero a tiempo

cada día es un misterio

y nosotros su secreto.
Magdalena Salamanca
———————-

UN VIENTO TRAICIONERO

Era un viento de faldas vírgenes
un viento traicionero de blusas aromáticas
y sudores malolientes. Era un viento
enemigo del reparto de publicidad
y de los que pegan carteles en las calles.
Aquel viento llevaba también
los pequeños virus de tu boca
y los distribuía entre los médicos
poderosa simiente de la muerte
sembrando de caos los sanitarios sustratos.
Era un viento que levantaba
las mejores cartas en el momento
cuando la apuesta es máxima.
Un viento crupier que sólo quería
que le dejasen barajar
de vez en cuando.

Kepa Ríos Alday

———————-

UN VIENTO TRAICIONERO
Acaricio tu pelo

desde una ventana abierta,

a una calle vacía de saludos

de pupilas caídas

sobre una primavera estancada,

sin resuello.

Hay abrazos entre espejos,

y mariposas apáticas

buscando el arcoíris,

bozales sujetando los besos.

Un pomo es mi enemigo

mi vecino un miasma,

hiel y amor en cruce de cuchillos,

bajo un azul ostentoso.

Sobremesas sin torrijas

iglesias sin devotos,

calvarios solitarios

por el soplo de un judas,

que antes nunca

arrebató la Pasión al crucifijo

imponiendo su propia cuaresma.

Caballos sin herrajes,

temblor entre las canas

exequias colapsadas

dientes pegados

sujetando la última lágrima.

Un clamor a las ocho

atrapa las ventanas

jalean un conciliado aullido:

nuestra lanza frente al adverso vahído.
Ana Velasco

———————-

UN VIENTO TRAICIONERO
Tanteas con los dedos un manto azul infinito y eterno,

haces de luz policromada atraviesan una atmósfera utópica,

ráfagas asimétricas de huracanados recuerdos

contemplan ateridos memorias inexistentes,

polvo de desiertos blancos y negros,

surcos secos se antojan en relieves prodigiosamente fértiles,

fecundando impúdicos las entrañas de la tierra.

Tifones arrollan estelas de humanidad estratificada,

masas de aire hambrientas devoran deseos no dichos

que se intuyen en la dimensión de una existencia paralela.

Poemas repletos de versos sobre constelaciones y estrellas

vaticinan un devenir futuro de tiempos mejores.

Vientos traicioneros circulan insistentes e incesantes,

perturbando un universo cimbreante y tembloroso.
María González

———————-

UN VIENTO TRAICIONERO

Ella tiene el galope y la fuerza de las Amazonas
Respira debajo del agua como un pez o una rana
Su corazón mordido por la vinchuca y el mal de Chagas
Late, late y late con fuerza cada día.
Nadie sabe de la vida de los otros en otros países, en otros lugares
Sabemos tan poco, a veces, de nuestros propios vecinos,
De nuestros propios amigos…
Pero su corazón late y lleva en su sangre la dulzura y la valentía de los bravos guaraníes
De la selva de su infancia
Ella, que aprendió el quechua para atender a su pacientes
Aquellos que compraban una aspirina para todo
Pero se llevaban las frases amables de mi madre
Y eso curaba más que nada
Amables y bondadosas palabras junto a la única aspirina
Que podían comprar con la moneda del hambre
Para aliviar el dolor humano, el corazón partido de una madre
El llanto de un niño que a veces era más hambre que otra cosa
El niño no puede dormir y está colgado en las espaldas de una madre
Su hermanito pequeño tiene tres años y coge de la mano
Nunca me creí el infantil invento de la infancia
Cuando un niño con 7 años puede ir a trabajar para su familia.
Yo los he visto, con el azadón en el hombro.
No era juego, era de verdad, que ese hombrecito iba a trabajar.
Un viento traicionero me traía tu latido
Ese corazón que baila en el corazón de la noche…

Paola Duchên

———————-

UN VIENTO TRAICIONERO
Como si fuera fácil

salir indemne de esta página de hielo

a la que van llegando las hormigas.

Como si la esperanza

no hubiera querido huir

para poder sentir su eco

en las marcas de otra prisión.

Como si alguien supiera

que la vida se hace

de una u otra manera.
Hernán Kozak

———————-

UN VIENTO TRAICIONERO

Si te preguntan:
¿Para qué sirven los poetas en estos tiempos?
¿Para que viven los que sueñan?
En estos tiempos en los que
un viento traicionero barre tantas vidas
¿Qué hacen los poetas encerrados,
agonizando de miedo?
En los hospitales necesitan médicos,
en la morgue manos y nervios de acero.
En las ciudades un ejército de pájaros
patrulla con celo las calles desiertas.
La hierba crece y se adormece al sol
sin los pasos que la agostan.
El mundo parece girar en orden
sin sus ínfimos obreros.
El que así pregunta cree que puede
vivir sin los poetas.
Escucha:
¡Si el poeta no se afana en la cama
del enfermo!
¡Si no está en sus manos la salvación
de tantos muertos!
Es porque su tarea es
construir con palabras
un lugar para los hombres.
¿Lo dudas?
¡Prueba a vivir sin decir nada!
Los poetas, despreciados,
aran la tierra con unas pocas letras.
Su tarea es titánica. Su recompensa escasa.
El poeta paga con su vida tu desprecio.
Y aún así, cuando mañana quieras
cantar las hazañas de los hombres que
con sus manos salvaron tantas vidas,
tendrás que recurrir a su voz,
leer en sus versos la magnitud del hombre.

Ruy Henríquez
———————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s