AQUELLAS HOJAS MUERTAS / Poesía

artistas-vertigo-poesia

AQUELLAS HOJAS MUERTAS
Vocablos que subrayan de las mercancías

la condromalacia, cojera desigual de mundos

cubiertos por cascarones de historias

contadas por los hijos del viento.

¿Sientes cómo sopla?
Las hojas se descuelgan,

son como perchas con cuerpos vacíos.

No hay vendimia, sí trifulca y horas muertas

donde los niños lloran llenando las noches.

De pronto el silencio.
El día permanece tras el horizonte.

Se encoje tras las sombras y no puede pintar un cuadro.

Los colores atisban a las ciudades queriendo

hacer un collage, pero aquellas hojas muertas

quieren tapar el sol. Jamás lo conseguirán.
.Laura López

———————-

Aquellas Hojas Muertas

Del árbol desprendieron sus finos
cuerpos preparados para el baile.
Aquellas hojas muertas flotaron
en el torbellino del verso dejándose
transportar por el dulce cortejo
de un funerario otoño. Por ellas
que no pueden ni un verso escribir,
igual que tantas personas en Madrid,
corre este llanto de palmadas
en espaldas silenciosas.
Llanto de amor entre chóferes
que dulcemente con el claxon
se increpan y excitan en una danza
ceremonial y lasciva como de celos
dentro de los auriculares sentidos
en un vagón de metro. Un amor
de hojas cayendo muertas
de una en una de una en una
como camas vacías de hospital.
Kepa Ríos Alday

———————-

AQUELLAS HOJAS MUERTAS
Mortalmente herido,
aceptaste el desafío,
la burla, la cruel paradoja.
Aquellas hojas muertas
como un epitafio,
como un cadalso.
Con sus renglones llenos
de tímidos sarcasmos,
con su callado griterío,
con su lentitud de horas cumplidas.
Su visión hiere la vista,
distrae tus pasos del camino.
Quisieras seguirlas,
buscar su sentido,
entender el olvido,
el viento que te arrastra.
¿Por qué se agolpan
en lunático marasmo,
esperando que alguien,
alguna voz,
algún águila violenta
agite sus alas
sobre su turba siniestra,
sobre la infértil materia
que se pudre en sus letras?
La vegetal sustancia que
alimenta sus venas blancas
reclama su destino,
exige su retorno
a la tierra y sus raíces.
El grito profético,
el eco arbitrario
que vaticina el exilio,
no sabe decir si alguna vez
han de alimentar el fuego
de algún afortunado espíritu.
Ruy Henríquez

———————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Visita nuestro canal en Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQtPVp9VFU2hYjtG8xtIJfQ?view_as=subscriber

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s