EL VIENTO ENTRE TUS LABIOS / Poesía

artistas-vertigo4

EL VIENTO ENTRE TUS LABIOS

Quiero entenderte.
Abro desde la luna a tu espalda
un esqueleto como un paraguas
que deletree las veces que te engañaron.
Soy de creer lo que veo.
Dispongo una fila de túneles,
con varias canciones de amor
que suban las montañas almacenadas
en tus desengaños.
Sencillo que no me haga pensar.
El aburrimiento se anuda en tu mandíbula
y cuando giras la cabeza y no estoy
es intocable la hoja en blanco.

Hernán Kozak

———————-

EL VIENTO ENTRE TUS LABIOS

Soplaba entre tus labios el viento del otoño,
algo de soledad entre los árboles de la infancia.

Los hombres, el tiempo,
palabras escritas sobre fuego.

Mecías con amor las márgenes del río
y la barca deseaba
el abierto mar de las historias,
impenetrable y oscuro,
dulce y terrible al mismo tiempo.

Cruz González Cardeñosa
———————-

EL VIENTO ENTRE TUS LABIOS

Ardiente como volcán que lo da todo
y cae por la ladera, sin brisa ninguna que lo empuje,
solo en su inclinación de boda,
en caliente filo de cuchillo,
afina los cristales del odio.
El viento entre tus manos invitó al precipicio,
desde la lava sinuosa, hacia los huecos ignífugos.
En marcos dorados se perfilaron tus ojos,
en busca de las rodillas de la tierra.

Así se labraron tus labios,
rotulados en la fragua de un viento inocente
en las laderas de los abrazos sin nombre,
que inventan hojas secas, caídas
del árbol de la injusticia que balancea sus pálidas mejillas.

Mariví Ávila
———————-

EL VIENTO ENTRE LOS LABIOS

A Ubaldo

Mantengo el viento entre los labios
para colmar el duelo frente a la ausencia
de ese noble corazón de castellano viejo,
experto del arado
supo extraer a la tierra
el fruto de su hacienda.
Con un diario entre sus manos tras el tajo,
auscultaba el precio del trigo
antes de pasar revista
a lo intangible del mundo.
Apasionado de la vida
amigo de sus amigos
labrador de compartir un buen trago
el sabor de la fiesta y el lechazo,
en su firme paso
el pesimismo fue circunstancial:
ante la dicha y la adversidad
supo mantener el talle
hasta que un traidor enemigo
se incrustó entre sus huesos
derrumbando esa columna.
Tampoco ahí se apegó a la humillació
¡Antes muerto que inclinado!

Tu aliento se queda en la tierra mojada
y un almendro en flor guardará tu eco.

Ana Velasco
———————-

EL VIENTO ENTRE TUS LABIOS

Las prisas la vistieron con un agujero en el calcetín,
quería alcanzar su nombre hurgando en el zapato
empujando los caminos que creía haber recorrido.
Pero hasta la suela estaba intacta.
La piel junto a la hebilla casi se confundía con la propia,
y caía sobre la hierba
mezclándose con los diminutos insectos.

Su nombre no tenía vocales,
danzaron en una noche oscura y escaparon,
abrigadas por los gritos que nunca se pronunciaron.
Tremendos los ojos que a la mañana siguiente
se abrieron y escalaron por el aire
buscando el motín.

¿Asfalto o manto gris?
Su mundo se vació como el obús en la última parada
pero ella permaneció sentada en la primera fila,
acorde al paisaje, restando peldaños,
terca a garganta silenciosa,
espacio para combatir incertidumbres.

Tal vez
cuando todos duerman,
pueda decir que fue el conductor
quien no la dejó bajar,
que la retuvo por fuerza mayor
y se rió de las niñas y las señoras grises
que aún no habían aprendido a hablar
porque el viento entre los labios
había barrido su deseo hasta ocultarlo bajo el asiento.

Pero la mujer bajó
y supieron de ella por la poesía.

Laura López

———————-

EL VIENTO ENTRE TUS LABIOS

Salía el alma de tus labios inquietos,
su vaho cataclísmico preocupaba
a las inmóviles cumbres solitarias.
Esa voz susurraba signos inmortales,
convocaba poderes divinos, tenía
consistencia de océano. Perlas
parecidas a dientes crecían
en lo más recóndito de ella.
Esa voz que surcaba los cielos,
esa mirada comprensible,
ese ademán comprimido, vivían
como reflejados en todos
los objetos omatidios, en los mugidos
de las madres, en los espasmos
de los volcanes irritados como dioses.
Todo tenía tu misma esencia, todo
hablaba como tu y pensaba
como tu debías pensar. A eso
llamaste el aire que pasa,
viento eterno y brutal. Ese aire
con forma humana que no eres,
viento que te nombra y te crea.
Crea tus contornos, tus consonantes
y también tu centro sonoro, sibilante
vientre y cerebro. Tonos rocosos
orgánicos, tu parte mineral, ardiente,
superior a planetas y números. Eso de ti
que no entiendes, esa corriente que eres…
Y te ves flotando en tu propio magma
como un juguete entre las olas, te pronuncias
te llamas como si fueses un grito imposible,
un grito que nadie puede callar, que nadie puede
escuchar del todo.

Kepa Ríos Alday
———————-

EL VIENTO ENTRE TUS LABIOS

Entre tus labios,
se escucha el viento
como cuando la tormenta
pasa su fría mano
por las paredes
de un acantilado.
La ola resuena lejana.
Recuerda domingos borrados,
como en el caracol
el mar sigue batiendo la arena.
Entre tus labios,
entre la vocal aérea
y la consonante endurecida,
el diente golpea como un cuchillo
la carne blanda y tierna.
Un silbido, el aire sonoro,
la renuncia a los propósitos.
Un suspiro. Pareces preguntar:
¿Para qué tantas excusas?
El viento entre tus labios
y entre mis manos
la forma de tu cuerpo.
Dos ilusiones del tiempo,
dos vagas cronologías sin reloj.
El cadencioso tic-tac
de su mortal escritura.

Ruy Henríquez
———————-

EL VIENTO ENTRE TUS LABIOS

«Mi alma al sol se desnuda» G.A.

Empieza como bestia,
la fuerza del impulso del salvaje empuja.
Se transporta, corre las flores en los hilos
y se mezcla con los valores nocturnos.

Incienso, la llama galopa en sus lamentos
esponja del macho lucifer
y la alegría de los vegetales húmedos.

Sopla, relincha,escupe, es aullido del escape,
empalagoso como una corona
es historia abierta desplegando vías.

Un amor sin nombre no es anónimo
como otra vuelta cruel sin uniforme
como una linterna dejando últimos destellos.

Clémence Loonis
———————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s