«LA MANO MÁS HUMILDE» León Felipe / Poesía

artistas-vertigo4

«LA MANO MÁS HUMILDE»
León Felipe

¿Quién te nombra
en el deslizamiento de una coma?
¿Quién acontece arbórea
y sorprendente
debajo del dolor más humano?

Es la humilde mano,
la se mueve entre las letras
y dibuja sobre la noche
un corazón apasionado
lleno de luz.

Cruz González Cardeñosa

———————-

LA MANO MÁS HUMILDE

No está clavada en una cruz
porque el dolor es muy vanidoso,
tampoco la hallé encadenada
en las infectas bancadas donde
la chusma se consume, se confunde
con negros fósiles, tesoros de codicia.

La mano más humilde
no es tampoco aquella
que dedica floridos arpegios
manchados de sufrido sudor
al triste beneplácito del palco, ni tampoco
es la mano que pulsa oxidadas teclas
o sostiene una gorra de calderilla
en un profundo subterráneo.

Mano informe, inconforme mano
cuyo envés han aclarado
innúmeras caricias y el roce
de húmedas, desconsoladas
córneas de todas las edades.
Cuya palma han lamido largas
lenguas onanistas traicionando así
su verdadero hambre. Mano hecha
a mano a veces a través
del tiempo sin querer o queriendo
echar una mano, criar
una mano cantora, clueca,
deponedora la mano…
la más humilde.
Kepa Ríos Alday

———————-

LA MANO MÁS HUMILDE

A Federico Garcia Lorca

Querida mano,
quizá sea por las aldeas aprisionadas
donde el hacha es hambre y sueño
y la palabra un recoveco donde alucina un recuerdo.

Puede tu ritmo ubicar el baile, saber anunciar los hilos
y pronto muy pronto
encerrar el progreso en esa válvula de circunstancias.

Millones de dólares fuera del éxtasis de la vida
y cara muy a cara
veremos los picos abiertos deseando palabras para viajar
y tu mano, cercenando el infantil veneno.

Quizá también sea por las frutas terrestres
por las vertientes afiladas, deslizando el desliz
barcos edificados para que las manos lleguen a puerto.

En el escalón de abajo esta la sangre del proyecto
en él de arriba, el teatro de la luna que abrió ojos
y tu mano esta en éste, pájaro, ceniza, éxtasis de vida.

Clémence Loonis
———————-

LA MANO MÁS HUMILDE

La mano más humilde
se entrega inesperadamente.
Cuna de latidos inexistentes,
se alimenta del ámbito fijo
de la madrugada.
Y tú que miras temblorosa
con el retoque de tambores
resonando en las pupilas,
pensando
¿qué será la mano más humilde?
Cambia, todo cambia,
excepto tú,
con tu mano caminando
vereda abajo,
sobre el acantilado.
Las olas que vienen
van frente al mar.
El océano se inspira
en tus renglones.
¿Qué mano se atrevería
a escribir sin cobardía
sin formato,
siendo capaz tener tal osadía
de no mostrar el cuerpo
que en ella habita?

Paqui Robles.

———————-

LA MANO MÁS HUMILDE

Cualquiera,
hasta la mano más humilde,
hasta el muérdago valiente
que se pliega al hálito invernal.
Cualquiera puede,
si cede sus anillos
y culmina en soplo
sus mortales decisiones.
Con tal de no ser nada,
ni una brizna de hierba
arrastrada por proféticas corrientes,
ni un sangrante crepúsculo
llorando su ocaso lacerante.
Cualquiera puede batir
sus alas en la penumbra
y deshacer el sueño
que sus párpados retienen
como una canción de cuna.
Hasta la mano más humilde,
hasta el labio tembloroso
que aguarda el beso redentor.

Ruy Henríquez
———————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s