POEMA

artistas-vertigo4

CADA DIA

Cada día antes de ir a trabajar,
se desvela alguna verdad de plástico azul,
parece que nos han vuelto a mentir.
Las serpientes que viven bajo tierra
asoman sus cabezas y surcan nuestro café.
Ya no vomitamos,
ni dura más de un segundo nuestra tristeza.
Los músculos, las palabras
han aprendido de la quietud.
La esperanza con su invisible tallo y sus dos pequeñas hojas
vuelve a enfrentarse a las tormentas que azotan el océano,
mientras nosotros salimos a la calle a comenzar la jornada.

Hernán Kozak

———————-

CADA DÍA

Son las tres
La campana dejó de tocar a muerto.
La gente vuelve hacia sus casas triste.
El sol, ufano, brilla.

Cruz González Cardeñosa

———————-

Poema:

Ella escuchaba su corazón
de hierba húmeda y su piel
caminar hacia el fondo
de oscuros talleres trafagosos.
Era tan dulce que amaba
a pesar de la gravedad general
y tenía espejos en blanco
por toda la casa a la espera
de que alguien existiera.
No escuchaba las voces
de terciopelo desnudo.
Quería vivir en el mundo
habría dado todo
por vivir en el mundo.

Kepa Ríos Alday

———————-

HABRÁ UN REFUGIO

Habrá un refugio para mi noche
cuando los pardos garfios de la nada
enciendan su colibrí de creciente luna.
Hubo colinas de sueños perdidos
con la estrella que volaba hacia Oriente
y se detuvo ante mis pasos frunciendo cielos
con el celo que deslizan los pinceles en mi mano.

Tintes azulados o sus ausencias
translúcidas, joven aún en mis tropiezos
de entramado vivo,
de desilusiones cautivas
amainadas por la lluvia
en un otoño que navega a su deriva.

Habrá un blanco en los cabellos
haciendo los visillos de mi noche
en primavera.

Mariví Ávila

———————-

Una punzada en el ojo

Me desperté con una esquirla de fuego
encajada en uno de los ojos,
la desazón avanzaba hasta el oído
y un torbellino de arena se expandía tras la cornea.

Mi temor a no ver más la luz
sujetaba los párpados,
busqué algunas lágrimas para lavar la pupila
pero todas habían huido.

Quise llorar y en esa mueca encontré alivio,
solo ahí me fijé en el compañero del lado izquierdo
sumergido en un liquido acuoso,
que me devolvió la vista.
Sigo buscando lo que provocó ese golpe de luz
y por qué olvidé ese guiño tan revoltoso.
Ana Velasco

———————-

LA CARTA
Sentías el peso liviano
de su ausencia en el bolsillo.
Su letra dibujaba tu nombre
en un papel cortado a la medida.
Eran amplias las aes: ¡Mayúsculas!
y victoriosas ondeaban las eles
blandiendo su látigo de espumas.
En ellas te escribía un saludo,
un feliz año nuevo…
y arreglaba tus cabellos revueltos
con el gesto que teme despertar
a un niño.
Había círculos, ondas, cosas
que viajaban a través de océanos oscuros.
Venía de lejos su cariño,
sin cansarse nunca,
y aún la ves sonreír en sus vocales.

Ruy Henríquez
———————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s