LA VIDA EN BLANCO Y NEGRO / Historia

artistas-vertigo-cuentos

LA VIDA EN BLANCO Y NEGRO

Cuando era pequeño fui, sin saberlo, construyendo nuestra leyenda familiar.
Mis abuelos poco o nada me contaban de la guerra, mi padre su hijo, menos y mi madre, su nuera algo más.
Cuando crecí empecé a memorizar los nombres y el parentesco de las personas que aparecían en algunas fotografías sin color. “Esta es mi hermana que….” O “ Aquí están los tíos de tu abuelo que….” “mira estas son antes de la guerra, en primavera íbamos al lago todos los Domingos”.
Después comencé a ver algunas películas antiguas y a leer ciertos libros, que hablaban del mismo momento histórico que habían vivido mis antepasados en su juventud y de esa manera pude completar las lagunas que tenía y pude volver a preguntarles pero ahora con temas concretos.
Su vida en blanco y negro comenzó a formar parte de mi vida.

Hernán Kozak

———————-

LA VIDA EN BLANCO Y NEGRO

Cuando se quedó ciego del susto, Damián sintió una especie de tranquilidad. Ahora todo sus problemas se reducían de nuevo a él mismo, su vista, su nueva vida de minusválido. Tenían que ayudarle a cruzar la calle, por primera vez empezó a escuchar los pitidos de los semáforos indicando que estaba en verde o en rojo.
Consultó a varios médicos pero ninguno sabía qué pasaba en sus ojos. Antes de someterse a pruebas más complicadas Damián recurrió a un laboratorio de visión artificial. Por medio de un chip insertado en su nuca podría recibir directamente información visual del exterior, le aseguraron que después de un mes de entrenamiento podría volver a ver aunque de momento sólo en blanco y negro, ya que los ingenieros de la empresa estaban trabajando en la versión de la aplicación para poder ver en color.
La idea le pareció aceptable y moderna, así que aceptó hacerse el implante de visión artificial.
El laboratorio pertenecía una gran multinacional, así que tenían todo muy bien organizado. El contrato, pensado para invidentes, se realizaba mediante una locución de audio: Comenzó a escuchar una larguísima parrafada legal. Empezó explicándole cómo, al tratarse de un sistema de visión electrónico e informatizado, en un futuro podría instalarse otras aplicaciones para sumar nuevas capacidades a la mera visión artificial. Oyó algo de que este sistema de visión era excluyente de otros sistemas; que al aceptar los términos del presente contrato renunciaba a poder recuperar la visión convencional, a presentar reclamaciones por vía judicial oral administrativa, etc. La robótica voz sonaba tan amable y maternal que Damián comenzó a soñar despierto. Tuvo fantasías sobre poder ver a todas las mujeres desnudas o poder distinguir las cartas de la baraja con sólo ver el mazo de perfil… Cuando quiso despertar de sus ensoñaciones ya estaba operado.

Después del mes de entrenamiento, tal como le había prometido la empresa, pudo ver perfectamente en blanco y negro. Tan sólo tenía que guiñar tres veces cada ojo si quería retirar los letreros de información comercial que aparecían. Era información totalmente personalizada, a todo color y muy oportuna, siempre relacionada con los intereses de Damián. Por ejemplo cuando miraba fijamente de cerca los ojos de su amada aparecía superpuesta al grisáceo iris de ella una preciosa información sobre preservativos. También podía descargar e instalar las actualizaciones de la aplicación que, durante el primer año, eran totalmente gratuitas.

Kepa Ríos Alday

———————-

LA VIDA EN BLANCO Y NEGRO

El lenguaje utiliza categorías binarias, todo comenzó quizás con un si o con un no. Incluso la programación informática también empezó con la simple secuencia del cero y el uno, luego llegó la fotografía y el cine, apostando por el par blanco y negro. ¿Por qué conformarse con estos matices cuando las pinturas rupestres eligieron el rojo y el ocre en su composición? Me encontraba en esta reflexión mientras miraba las escenas de Casablanca, la famosa película de Michel Curtiz con Humphrey Bogart e Ingrid Bergman, se me ocurría que el pantalón de Rick podría ser de color camel o caqui quizás; y ¿el vestido de Liza, sus zapatos sus ojos o el carmín? Todos dicen que vestirse de negro y blanco resulta elegante, sin embargo el juego que dan los matices para renovar el armario, el cotilleo, las reivindicaciones (que si lazo violeta, que si verde, azul o amarillo). No se cómo fue la asociación, pero recordé aquel juego de niña en el que ponía colores a los trajes, que luego recortaba para vestir a mi valiente Carlota.

Ana Velasco

———————-

LA VIDA EN BLANCO Y NEGRO

Había nacido hombre, su cometido era mantener a la familia, a todos los descendientes de su madre a los que debía gratitud por ser, en número, superior a su nula descendencia.
Así que su vida se llenó de manchas blancas y negras , se levantaba temprano para extraer su blanco néctar desde los tubos que salían al exterior de estos extraños planetas que giraban en torno suyo.
Su desayuno era blanco y las sábanas donde dormía también.
Luego, cerraba los ojos y los sueños eran un torbellino de manchas negras que tapaban el sol de su ventana, así todos los días. Hasta que su sobrina le pidió un cuento y se le ocurrió contarle el de Caperucita Roja.

Mariví Ávila

———————-

LA VIDA EN BLANCO Y NEGRO

La vida en blanco y negro se percibe en otra dimensión, cuando el opaco se esconde tras el translúcido aparecen increíbles aventuras por donde pasear con los pies descalzos y las yemas de los dedos incandescentes, permitiendo la suavidad a todo lo que encuentran a su paso. Después, el turbio va filtrándose como el agua seca que no fluye por el río, arrasando con huracanes de misterio, celosías de humildad donde se dibujan los rostros de aquellos que miran y no descubren el baúl de piedras preciosas, que siendo grises brillan con total libertad.

Paqui Robles

———————-

LA VIDA EN BLANCO Y NEGRO

Me habían regalo un cuaderno con dibujos, un trazo fuerte que permitía adivinar animales inmovilizados, paisajes simplistas, niños en libertad.
A ti también te regalaron uno, todos recibimos uno.
Quizá no haya sido su propósito, pero era puro ejercicio; aprender a rellenar espacios blancos, a respetar los límites, a elegir los colores.
El aporte del color, lo que sería distinguir el trazo hueco del cuerpo con sus tentáculos multicolor, su raciocinio, su músculo dolorido y la frágil agitación que capturaba la distinción. Cada lápiz encerraba los tonos, los oscuros… ¿Recuerdas? Y ese amarillo que picaba con su invisibilidad.
¡Cuántos verdes para elegir la calma!
Probar e intentar borrar, tachar con frenesí y pasar página dónde con el siguiente paisaje sabríamos poner azul en el cielo y dejar al aire su blanco y negro.

Clémence Loonis

———————-

LA VIDA EN BLANCO Y NEGRO

Óliver se levantó esa mañana ufano, había tenido un sueño en el que los colores iluminaban el horizonte. Se duchó y salió contento de la camino del trabajo.
Iba tan absorto en su alegría que no se fijó en el hecho de que el tono azul oscuro de su coche era casi negro, ni de que no era posible que las flores que el día anterior eran violeta, tuviesen ese color grisáceo, casi blanco.
Fue cuando llegó al trabajo y vio sus labios que comenzó a sospechar. Era imposible que en ella no brillasen los labios, con su rojo intenso y arrebatador. Se dijo que algo grave debía estar pasando para que ella no se hubiese pintado esa mañana.
Miró sus ojos y los vio negros, sus mejillas pálidas, casi blancas, sorprendido miró a su alrededor y los compañeros le miraban sorprendidos. Cuando estaba a punto de preocuparse se dijo «estoy soñando, eso es lo que pasa», sonrió para sí y saludó como si todo fuese normal, como todos los días.
Sonia, al verlo llegar, bajó los ojos y cambió el rumbo de sus pasos: «No se puede hacer nada por él, pobrecito, cree que está vivo y en realidad está muerto.»

Cruz González Cardeñosa

 

———————-
TALLERES DE ESCRITURA
Carmen Salamanca Gallego
Coordinadora

Inscripciones: carmensalamancagallego@gmail.com – 609 515 338
https://www.facebook.com/talleresdeescrituracarmensalamancagallego

Visita nuestra web:
http://www.escribeycrea.com

Escuela de Poesía y Psicoanálisis Grupo Cero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s